Otra niña entrerriana necesita someterse a un costoso tratamiento

Tiene cuatro años y a los pocos meses de vida le diagnosticaron parálisis cerebral. No habla ni camina, pero hay un tratamiento con células que podría ayudarla.

Ernestina Ávalos, es de la localidad de San Salvador, tiene 4 años y a los ocho meses de vida le diagnosticaron parálisis cerebral infantil. No habla ni camina, pero hay un tratamiento que puede mejorar su calidad de vida. El mismo es muy costoso y su familia comenzó una campaña para poder juntar los 3.000 dólares y realizar la terapia celular regenerativa. 

El tratamiento consta de cinco sesiones y tiene un costo de 3.000 dólares. “Para nosotros es imposible tener ese dinero, pero como papás queremos darle una mejor calidad de vida, ya que hay probabilidad que pueda caminar y hablar”, afirmó su mamá.

Quien quiera colaborar puede ponerse en contacto con la familia de Ernestina a través de la cuenta Facebook denominada “Juntos por Ernestina”. Además la familia informó que se colocaron cajas solidarias en los comercios y realizarán rifas y ventas de comida para comenzar a dar los primeros pasos en la recaudación.