La familia de una mujer se rapó para acompañarla en su lucha contra el cáncer

Tuvieron un gesto más que emotivo con una familiar a la que le diagnosticaron cáncer. Se cortaron el pelo con el fin de acompañarla en su tratamiento de quimioterapia.

Cuando se trata de la familia, uno puede llegar a dar hasta lo que no tiene para dibujar una sonrisa en la cara del que la está pasando mal. Tal es asì que una familia mendocina, de la localidad de Tunuyán, tuvo un gran gesto con una pariente que está atravesando un momento difìcil. Se juntaron en una casa y decidieron raparse el pelo para acompañarla en su lucha contra el cáncer. 

La iniciativa surgió tiempo atrás cuando a Mónica Bravo, de 41 años, le diagnosticaron cáncer. En ese momento, sus familiares se comprometieron a cortarse el pelo en caso de que ella decidiera hacerlo con el fin de acompañarla en ese momento difícil.

“La semana pasada empezó una quimio más fuerte y antes de que se le cayera el pelo decidió cortárselo. Nosotros decidimos cortarnos el pelo para hacer más amena la situación y que no sea tan chocante para ella” comentó Fátima Fuentes, sobrina de la mujer.

“Ella siempre ha sido muy coqueta. Entonces en una charla una de las hijas dijo ‘si a mi mamá se le cae el pelo, yo me lo corto’. ‘Yo también’, dijo otra, y así” aseguró Fátima.

Finalmente, lo que habían prometido se cumplió el día de ayer. Los familiares se reunieron en el distrito sanrafaelino de Cuadro Benegos, dónde vive la mujer. Allí los hermanos, una cuñadas, y las hijas de la paciente se apoyaron mutuamente y se cortaron el pelo.
“El lunes nos contó en un grupo de WhatsApp que decidió cortarse el pelo y nos preguntó si seguíamos con la idea. Todos lo confirmamos. Fue un momento de tristeza pero después de vernos todos sin pelo, fue un poco más grato. Fue mejor transformar ese momento tan chocante en uno de risas” expresó la familiar tunuyanina.