Informe preliminar por la muerte de Emiliano Sala

La agencia británica de investigaciones de accidentes aéreos (AAIB) publicó este lunes el informe preliminar sobre el accidente del avión Piper Malibú que cayó en el Canal de la Mancha el pasado 21 de enero con el futbolista argentino Emiliano Sala a bordo.

Sala acababa de ser fichado por el Cardiff City proveniente delNantes de Francia a cambio de 17 millones de euros. Su cuerpo fue hallado junto con los restos del avión a 13 días de la desaparición de la aeronave. Días más tarde fue rescatado. 

El informe describe que el piloto británico Dave Ibbotson (59), cuyo cadáver aún no fue hallado, tenía una licencia privada. Es decir, no podía volar en operaciones comerciales salvo que pagara los gastos a medias con el pasajero. Se supo además que tenía aproximadamente unas 3.700 horas de vuelo. 

Por otro lado, el reporte detalla que el avión se rompió en tres partes y quedó unido por los cables eléctricos. El reporte muestra en tres imágenes a la cabina separada del cuerpo del avión y del motor. También se observa la rotura de las puntas de alas y la cola.

La agencia sostiene que la máquina se perdió en aguas internacionales. En esas circunstancias, establece que la investigación comenzará en Estados Unidos, que es el lugar donde estaba registrado el avión.

Allí entrará en acción la National Transportation Safety Board (NTSB), que contará con el soporte del Bureau d’Enquetes et d’Analyses para la seguridad de aviación civil, en Francia, que investiga las causas desde que el accidente ocurrió en Nantes, junto con la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) de Argentina.

Las pericias técnicas

Según la AAIB, el avión viajó de Cardiff a Nantes el 19 de enero con un regreso previsto el 21 de enero. El piloto llegó al aeropuerto de Nantes a las 12.46 para llenar tanques de combustible y preparar la aeronave. A las 18.36, el pasajero llegó a la seguridad del aeropuerto y el avión se preparó para la partida a las 19.06.

Desde el punto de vista meteorológico, el departamento de Jersey informó a las 15.02 del 21 de enero un pronóstico válido entre las 16 a las 22 que anunciaba un aire frío del noroeste con lluvia durante la noche. El reporte incluía lluvias aisladas.

Según las observaciones del aeropuerto de Guernsey, la visibilidad a las 19.50 era de 10 kilómetros. A las 22, la torre de control informó lluvias livianas y algunas nubes a mil pies de altitud.

Por otro lado, la meteorología británica estableció que el nivel de congelamiento alrededor de las islas del Canal de la Mancha estaba entre 3.000 y 4.000 pies.

A un mes de la trágica muerte de Emiliano Sala: todas las batallas judiciales con intereses cruzados y millones en juego

El avión Malibu es una sola pieza de metal, con flaps operados hidráulicamente y con una capacidad de combustible de 122 galones –unos 462 litros– en un tanque integral ubicado en cada ala.

El N264DB, la chapa del avión, contaba con un sistema de protección que le permitía volar en condiciones de hielo. También estaba equipado con un sistema que lo autorizaba a volar por la noche con instrumentos (IMC).

El avión contaba con seis asientos. Dos de ellos tenían un apoyacabezas. Estaba con un sistema de localización de emergencia (ELT), con tres posiciones: on, off, armed. Pero no podía ser detectado bajo el agua. También tenía chalecos salvavidas para cada ocupante y un raft o balsa de emergencia.

El hallazgo del avión

Tras los tres días iniciales de búsqueda –entre el 21 y el 24 de enero–, la AAIB contrató al Geo Ocean III, que trabajó en coordinación con el FPV Morven (N.d.R. comandado por el oceanógrafo David Mearns, contratado por la familia de Sala). Este barco detectó un objeto de interés a 68 metros de profundidad e inmediatamente liberó el área para que el GEO Ocean III enviara su ROV o vehículo remotamente operado para examinar el objeto. Allí fue identificado el aparato y se supo que había un cuerpo en su interior.

No se encontraron evidencias del segundo ocupante. Poco después, un deterioro de las condiciones del tiempo provocaron que no se pudiera continuar con las operaciones de rescate.

Con la operación del ROV se pudo observar que el avión estaba inmensamente dañado y que el cuerpo del avión estaba dividido en tres partes, unidos por cables eléctricos. El motor estaba desconectado de la cabina y la parte de atrás del fuselaje roto, desde la trompa hasta la cola. Las terminales de las alas y de la cola habían desaparecido.

El avión estaba partido en tres a 63 metros de profundidad.

El avión estaba partido en tres a 63 metros de profundidad.

En los días siguientes aparecieron dos asientos y posiblemente cuero del fuselaje en la península de Cotentin en Francia. Otro asiento apareció en Bonne Nuit Bay en la isla de Jersey.

El plan de vuelo y los últimos contactos

El piloto utilizó una tableta con una aplicación de software para navegar y crear su ruta entre Nantes y Cardiff. Eligió su plan de vuelo. La información fue subida a la cuenta Icloud del piloto. No fue encontrada la tableta en los restos del avión. El aparato no tenía una caja negra, algo que legalmente no le era requerido.

Después de su salida de Nantes, el avión subió progresivamente a 5.000 pies a 170 kilómetros por hora. Cuando el avión estaba a 290 nudos al sur de Jersey fue transferido a la control de frecuencia de Jersey.

Buscarán con buzos y helicópteros al desaparecido piloto del avión de Emiliano Sala

En su contacto inicial con Jersey fue autorizado a entrar al espacio aéreo, mantenerse en FL55 y le avisaron al piloto que debía notificar si no lograba mantenerlo. A las 19.58 , el controlador le preguntó al piloto que chequeara si su altímetro era correcto para 1013 Hph porque que la información del radar le indicaba FL53. El avión comenzó a subir a FL55, a 11 nudos al sudoeste de Jersey.

A las 20.02, el avión N264DB iba a 11 nudos al oeste de Guernsey cuando el piloto pidió autorización para ,mantener VCM. Poco después  el avión comenzó a descender doblando a la derecha y luego a la izquierda. El controlador preguntó si necesitaba un nuevo descenso, a lo que el piloto respondió: “Negativo. Solo evitar un parche pero vuelvo a 5.000 pies”.

A las 20.12 , el piloto del N264BD requirió un nuevo descenso. Fue autorizado a la discreción del piloto y le dieron una altitud de 1.017 hPA. El piloto lo reconoció y fue el último contacto con el control.

Caso Emiliano Sala: Cardiff acusa de "fraude" al agente escocés que intervino en el pase

El avión comenzó a descender gradualmente. Al menos 60 segundos después se dirigió hacia la izquierda. Durante esa secuencia, el avión bajó de 4.800 a 4.300 pies y volvió a subir a 5.000 pies y luego descendió a 3.900 pies. Después procedió a subir a 4.200 pies. Su velocidad era de 175 kilómetros por hora.

A las 20.15 , dos radares ven que dobla a la izquierda y, luego, a la derecha 180 grados. El avión desciende a 1.600 pies. A las 20.16 es la última grabación de radar y habría subido a 2.300 pies.

La licencia del piloto

El avión estaba registrado en Estados Unidos. Esa legislación le permite a pilotos privados volar con una licencia apropiada, aunque no tienen permitido usarla en operaciones comerciales sin permiso del propietario o de la UK Civil Aviation Authority.

La propiedad del avión había sido transferida a un Trust norteamericano. Este trust tenía un contrato por escrito con una compañía británica, el Trustor, que originalmente había comprado el avión y lo había vendido.

El Trustor era el responsable de la operación del avión y de mantenerlo acorde a las regulaciones y requerimientos. La empresa también tenía un acuerdo con una tercera parte para el managementdel avión.

Ninguna de esas partes había hecho una aplicación para operar el avión por razones comerciales y no hay ningún registro sobre un permiso para que operara como tal.

Un piloto no puede trasladar a un pasajero por dinero. Para eso requiere una licencia comercial. En el caso de N264DB no se ha establecido aún el caso. Pero previamente el piloto había traslado pasajeros bajo la base de “compartir los costos”. Este concepto permite a los pilotos privados cumplir horas y compartir costos. Pero tanto Gran Bretaña como Estados Unidos y la Unión Europea restringen el costo y el piloto debe contribuir a esos costos mayoritariamente.

La próxima audiencia del coroner será el 6 de noviembre en Dorset.

A un mes de la trágica muerte de Emiliano Sala: todas las batallas judiciales con intereses cruzados y millones en juego

El santafesino era el único pasajero a bordo de la aeronave Piper Malibu que volaba de Nantes a la capital galesa.

París. Corresponsal.