Susana Mihura “el basural está colapsado”

Durante la semana, Susana Mihura, defensora del medio ambiente, recorrió el basural y se encontró con un estado deplorable del mismo.

El miércoles pasado, habló con el diario “La Acción” y mostró su preocupación.

“Vengo de hacer una larga caminata por el basural, en estos días he estado hablando con los recicladores porque quería saber que estaba pasando; comenzamos con una especie de política de gestión de residuos y creo que se vino todo abajo; nocreo que solo haya que culpar a una persona, sino que todo está funcionando mal, el tema de la clasificación de residuos es como una cadena y todos los eslabones están funcionando mal, menos el último que son los recicladores; que están dando un gran ejemplo de como se puede trabajar bien con la basura; pero lamentablemente trabajan en condiciones que no son las adecuadas, hay un espacio donde tiran la basura que está lleno de agujeros y cuando llueve se hace mucho barro, prácticamente trabajan dentro del agua, rodeados de basura y esto dificulta completamente el trabajo, aunque ahora prometieron poner hormigón y esperamos que se cumpla con esto”.

“Este es un problema, pero con un poco de hormigón se soluciona; también les hace falta un baño, que también lo prometieron y un cerco perimetral para que la basura que se separa no se vuele o se desparrame nuevamente mientras están trabajando”.

“También falta la presan, que el arquitecto Schönals nos mostró hace unos años que casi estaba lista para funcionar y eso quedó en la nada; habían prometido dos prensas más pero nunca llegaron y eso dificulta y perjudica el trabajo de los recicladores, porque la basura prensada se paga mejor”.

Al mismo tiempo, le preguntaron como se soluciona el problema, como se cambia esta realidad “es fundamental un programa de gestión de residuos, como venimos diciendo hace mucho tiempo; tiene que haber alguien responsable, actualmente en el corralón nadie se quiere hacer cargo de los reclamos, porque dicen que no les corresponde, no tenemos servicios públicos, no tenemos dirección de medio ambiente, no hay nadie encargado de gestión de residuos; no tenemos a quien reclamar”.

Para finalizar dejó una reflexión “abandono, eso es lo que sentí mientras caminaba hoy en medio de nuestro basural, la palabra y la sensación de abandono ahogaron mi conciencia hasta que finalmente mi corazón consiguió dar un grito de amor y aquí estoy de nuevo compartiendo ideas, dolores, esperanzas, rabias y sensaciones”.

“Basural abandonado, escritorio del Secretario de Servicios Públicos abandonado, también el Director de Medio Ambiente, de la garita de entrada al galpón; en mi caminar me encontré con perros, caballos muertos, colchones, cunas, juguetes, ropas, envases, autos, espejos rotos, zapatos, yuyos, escombros; calles intransitables, lagunas podridas, la tierra llorando por el abandono de todos”.

También se preguntó “¿a alguien le interesa esta realidad de Nogoyá? Creo que si, a algunos recicladores; porque perdidos en medio de las montañas de basura consiguen dar vida y buscar sustento para sus familias”.