Confinaron que un bebé de cuatro meses murió de hambre

En Misiones una criatura falleció a causa de una falla multiorgánica por deshidratación y desnutrición.

El sufrimiento y la agonía que padeció un bebé de apenas cuatro meses en la localidad misionera de Oberá fueron brutalmente plasmados por la autopsia que confirmó que la criatura falleció a causa de una falla multiorgánica por deshidratación y desnutrición. 

Un dato que grafica su calvario indica que al momento de su deceso el pequeño Brandon pesaba apenas 5 kilogramos, cuando por su talla debería haber pesado 8, según precisaron fuentes del caso. 

En tanto, si bien no se hallaron signos de violencia externa, subrayaron que “el bebé literalmente murió de hambre”, ante lo cual en la víspera la jueza de Instrucción Uno, Alba Kunzmann de Gauchat, ordenó la detención de la progenitora, identificada como Celeste R. (18).

Precisamente, desde el lunes la joven permanecía internada en el sector de psiquiatría del hospital Samic con custodia policial, al tiempo que se aguardaba el resultado de la autopsia que se concretó en la Morgue Judicial de Posadas. Mientras tanto la causa estuvo caratulada como “muerte dudosa”.

Asimismo, en dicho lapso la progenitora fue evaluada para determinar si padece algún tipo de trastorno psiquiátrico, lo que habría sido descartado por el informe preliminar. Sí se estableció que padece adicción a las drogas.

La joven fue alojada en la Seccional Segunda y en los próximos días sería citada a indagatoria. Por otra parte, al cierre de esta edición se aguardaba el arribo del cuerpito para el velatorio e inhumación.