Partieron los peregrinos desde Paraná

Este sábado a las 8 de la mañana unos 200 peregrinos comenzaron a desandar los 110 kilómetros que unen la capital entrerriana con la ciudad de Nogoyá, en honor a la Virgen del Carmen.

Como es habitual, la muestra de fe tendrá diversos descansos, el primero será en el Monasterio Nuestra Señora del Paraná, de Aldea María Luisa, al mediodía.

Al llegar a la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Crespo, se celebrará la Santa Misa, y los peregrinos pernoctarán allí, alojándose en hogares de familias voluntarias. En la segunda jornada continuarán la marcha hasta llegar al anochecer a la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, de Hernández, donde pasarán la noche. La reanudación será para llegar en horas de la tarde a la Basílica de Nuestra Señora del Carmen en Nogoyá, y participar de la fiesta patronal de la ciudad.

Este año se caminará con un doble objetivo, “por un lado revitalizar el santuario de la Virgen del Carmen de Nogoyá como lugar de bendición y rezar por la Arquidiócesis de Paraná. Este año le pediremos a la virgen que se renueve en los católicos el espíritu misionero” explicó el padre Jorge Fontana.

El sacerdote destacó además que este año se logró un nuevo record: “cerramos la inscripción con 191 peregrinos, es el mayor número logrado en la trayectoria de la peregrinación, se ha generado un efecto contagio, el boca a boca de quienes ya han hecho la peregrinación ha logrado este número de inscriptos y muchos también se han sumado por la alegría con la que llegan los peregrinos, esa fuerza contagia y les deja el desafío de intentarlo al próximo año”.