Entre Ríos perderá casi $4 mil millones en 2019

Las medidas electorales de Macri, sumadas a la quita del Fondo de la Soja, derivará casi en $4 mil millones menos para la provincia en 2019. Gran parte de esos fondos los perderán los municipios.

Un informe elaborado por el Centro de Estudio de Desarrollo Macroeconómico -Cedma- reveló que la provincia dejará de percibir 3.857 millones de pesos de coparticipación nacional en 2019.

Las medidas post-electorales tomadas por el gobierno nacional apuntan a la quita absoluta de IVA, la suba del 20% del piso mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y la devolución de los impuestos pagados hasta septiembre por parte de los monotributistas. Asimismo, se debe adicionar la quita del Fondo Federal Solidario que estaba destinado a las obras públicas de los municipios.

El costo de fiscal total de estas medidas, de septiembre a diciembre de este año, se calcula en 62.479 millones de pesos, de los cuales se coparticipan las perdidas entre las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -CABA-, el tesoro nacional y la Administración Nacional de Seguridad Social -Anses-.

SOBRE EL MÍNIMO NO IMPONIBLE Y LOS MONOTRIBUTISTAS

De acuerdo al informe, centrándonos en los incrementos del mínimo no imponible y la devolución de los impuestos a monotributistas, se estima que la reducción de los ingresos del fisco rondaría en los 51.117 millones de pesos.

El 57% de las perdidas serán asumidas por los 24 distritos, siendo Buenos Aires el de mayor perjuicio, con poco más de 6 mil millones de pesos -11,75%-. Le siguen Córdoba y Santa Fe con 2.444 millones de pesos menos para sus arcas. En tanto Entre Ríos descontará 1.365 millones de pesos, que representan el 2,61% de la coparticipación.

Por su parte Nación absorberá el 34% de las pérdidas -17.758 millones de pesos-, y el Anses poco más del 7%.

COPARTICIPACIÓN A MUNICIPIOS

La provincia de Entre Ríos disminuiría en términos de recursos económicos para lo que resta del 2019, a partir de las medidas anunciadas por el gobierno nacional, 1.335 millones de pesos. Esto, a su vez, implicaría una reducción de recursos para los municipios ya que, de esta suma, 257.927.000 pesos se destinan a la coparticipación entre los distintos municipios.

En ese contexto, Paraná es el municipio que mayormente se verá perjudicado, reduciendo sus saldos coparticipables en poco más de 38 millones de pesos, seguido por Concordia, que descontará de sus recursos 24 millones de pesos, y Gualeguaychú y Concepción del Uruguay con 13,5 millones y 11,7 millones respectivamente.

El resto de los municipios se verá afectado en reducciones que van de 6,7 a 1,3 millones de pesos, para los cuatro meses restantes del año.

FONDO FEDERAL SOLIDARIO

En agosto de 2018, el gobierno nacional tomó la medida de eliminar el Fondo Federal Solidario -Fofeso-, a través del cual se transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja.

El ahorro fiscal para la Nación, luego de eliminar la coparticipación de estos recursos, se calculó en más de 15.363 millones de pesos para 2018 y 45.684 millones de pesos en 2019.

Entre las provincias más afectadas, Entre Ríos se encuentra en quinto lugar, dejando de percibir, producto de la eliminación de la coparticipación del Fondo Sojero, desde septiembre 2018 a diciembre 2019, un total de 3 mil millones de pesos. Aplicando los índices de coparticipación establecidos para los municipios, estos perderían en su conjunto 900 millones de pesos, siendo los más afectados Paraná, Concordia, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay.

En definitiva, las medidas tomadas por el gobierno nacional descriptas en este informe del Cedma se cirscuncriben políticamente a dos contextos disímiles: la eliminación del Fondo Federal Solidario son parte del acuerdo realizado con el Fondo Monetario Internacional -FMI-, en el cumplimiento de las cláusulas de reducción del déficit fiscal; por su parte, la quita de IVA a productos de la canasta básica, la suba mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, y la devolución de los impuestos a monotributistas, son parte de un contexto electoralista, en la búsqueda de reposicionar las posibilidades competitivas del oficialismo nacional en las elecciones generales de octubre.

No obstante, las medidas implican que gran parte de los costos sean absorbidos por las provincias y los municipios. En el caso entrerriano, como planteó el informe, habrá una enorme pérdida de recursos para las arcas provinciales, que suman un total 4.612 millones de pesos, en el periodo que se extiende desde septiembre de 2018 a diciembre de 2019.

También los municipios afectan sus presupuestos por la reducción de los saldos coparticipables por la provincia, que en su conjunto rondan los 1.558 millones de pesos, en el periodo antes establecido.