El coronavirus llegó a Australia y Francia

Australia detectó los primeros cuatro casos de personas infectadas, en tanto que Francia se convirtió en el primer país europeo en confirmar tres casos positivos del virus chino.

Australia detectó los primeros cuatro casos de personas infectadas por el nuevo coronavirus que se originó en la ciudad china de Whuan, por el que ya murieron 41 personas en ese país y se reportaron 1.287 infectados.

Whuan, por el que ya murieron 41 personas en ese país y se reportaron 1.287 infectados.
ComentariosEnviarImprimir

“El hombre de 50 años, un visitante de China, se encuentra en condición estable pese a su enfermedad respiratoria y tras realizarle los análisis correspondientes, se confirmó su resultado positivo”, informó en un comunicado el Departamento de Sanidad y Servicios Humanos de Victoria.

El paciente, que era tratado en una habitación de aislamiento de un hospital de Melbourne, había llegado en un vuelo a la ciudad el 19 de enero desde Wuhan tras hacer escala en la ciudad china de Guangzhou.

Horas después, los servicios de salud de Nueva Gales del Sur publicaron un comunicado en su página web en el que informaban que tres hombres habían sido diagnosticados con el virus en ese estado.

El comunicado detalló que dos de ellos habían viajado recientemente a Wuhan, y el restante había tenido contacto directo con una persona enferma mientras estuvo en China, por lo que los tres están actualmente aislados en hospitales del estado.

Francia se convirtió en el primer país europeo en sufrir el coronavirus. Tres primeros casos positivos del virus chino fueron detectados en Bordeaux y en París.

A cargo de SOS Medecins en Bordeaux, el primer paciente fue admitido en observación, hasta que se detectó el virus Coronavirus 2019-nCov. Si bien la ministra no detalló el caso parisino, se cree que está internado en el hospital Bichat, en el barrio 18 de la capital francesa.

Las autoridades habían confirmado en principio dos casos. Pero en la noche del viernes informaron sobre un tercero, que sería familiar cercano del paciente de Bordeaux.

El enfermo de Bordeaux es un francés de origen chino, de 48 años, que llegó el jueves a la consulta con fiebre y tos a SOS Medecine. El hombre regresaba de un viaje profesional a China, había pasado por los Países Bajos y hecho un alto en la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia.

En un relato en Facebook de los médicos de SOS Medecin cuentan como sucedió. El médico preguntó si había estado en contacto con personas de esa zona y la respuesta fue positiva.

Instantáneamente el médico pasó al modo Urgencia Absoluta. Colocó una máscara al paciente y se puso una, él. Informó a los médicos de Bordeaux que ponía a la sala de consultas en aislamiento absoluto. Una vez que adoptó estas precauciones se comunicó con el médico regulador del SAMU 33, para que se hicieran cargo del paciente.

El equipo del SAMU de Bordeaux se desplazó a los consultorios de SOS Medecine para tomar a cargo el paciente y extraerlo, sin contaminar a nadie. El paciente fue hospitalizado para observación, aislado.

La ministra francesa dijo que fue detectado porque han puesto el test a actuar rápidamente y ha hecho recomendaciones para evitar la contaminación.

Han identificado a las personas que estuvieron con los enfermos y les piden que se mantengan en su casa, sin salir. Al menos una docena de personas habrían estado en contacto con el paciente internado en Bordeaux.