Se aprobó la ley de Emergencia Solidaria para Entre Ríos

La Cámara de Senadores completó la sanción de la Ley de Emergencia Solidaria que había recibido media sanción en Diputados.

El Senado entrerriano celebró este jueves la primera sesión especial del 141º Período Legislativo, con la asistencia de los 17 senadores provinciales y bajo modalidad virtual, en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus.

La titular de la Cámara de Senadores y vicegobernadora de la provincia, Laura Stratta, presidió la sesión desde el Recinto, junto a los presidentes de los bloques, Armando Gay (Concordia – Frente Justicialista Creer Entre Ríos) y Francisco Morchio (Gualeguay – Cambiemos); además del secretario de la Cámara, Lautaro Schiavoni, y el prosecretario del cuerpo, Leonardo Centurión. El resto de los senadores y senadoras participaron de la sesión por videoconferencia.

Con el voto sobre tablas a favor y en general de los 13 representantes departamentales del Bloque Frente Creer Entre Ríos y en contra de los 4 legisladores del Bloque de Juntos por el Cambio, el cuerpo convirtió en ley el proyecto impulsado por el Ejecutivo provincial por el que se declara el estado de emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa, y previsional en el ámbito de la Provincia de Entre Ríos, con el propósito de asegurar el cumplimiento de las funciones inherentes al Estado provincial y la normal prestación de los servicios públicos.

Durante el debate legislativo, el primero en tomar la palabra y, según dijo, para expresar las consideraciones de su bloque respecto al proyecto, fue el senador del departamento La Paz, Amilcar René Genre Bert (Frente Creer Entre Ríos) quien hizo un pormenorizado análisis del proyecto impulsado por el Ejecutivo, al que definió como de “acción solidaria”.

Al defender la iniciativa, el legislador aludió al “escenario de crisis mundial generada por una pandemia” en el cual “ha quedado más expuesto el rol que debe cumplir el Estado, sobre todo desde el punto de vista del cumplimiento de las garantías de servicios esenciales”, manifestó.

Repasó luego la fuerte caída que evidencia la actividad en varios sectores económicos “no sólo de los comerciantes” sino también “de servicios, profesionales, trabajadores informales y changarines” y las consecuencias “graves” que esto acarrea en la atención de las necesidades básicas de cada uno de ellos.

En ese marco, resaltó la postura que ha tenido el Gobierno entrerriano a través de un “Estado presente” que ha podido “garantizar que ningún trabajador provincial haya perdido su trabajo” y posibilitó “que no exista en nuestra sociedad atraso en el pago de haberes que ponga en riesgo la economía doméstica de los trabajadores del sector público”. También puso de relieve la continuidad de obras públicas vinculadas a la educación y la salud. “Todo esto se dio en un contexto de deterioro de la recaudación”, acentuó para dar cuenta de que a pesar de que algunas actividades económicas pudieron reactivarse “está claro que no alcanzan los ingresos para equilibrar las cuentas que estaban presupuestadas para este 2020”.

“En este escenario con un mundo colapsado en términos sanitarios, nuestro Gobierno está proponiendo una alternativa distinta que es la ley de emergencia que pretende regular una acción solidaria, coyuntural y necesaria para seguir siendo un Estado presente, cuidar a los que menos tienen, proteger a la economía más vulnerable”, argumentó Genre Bert. Seguidamente brindó datos acerca de por qué la ley que se disponían a sancionar “resguarda a al más amplio número de trabajadores, para regular esa acción solidaria y que quienes puedan, hagan el esfuerzo de sobrellevarla”.

“Me asombra la mirada de algunos actores políticos, de entidades sindicales o mediáticos que sea la de sostener que esta ley significa un ajuste feroz para el trabajador más débil. Se falta a la verdad, sinceramente”, afirmó para graficar luego que en base al proyecto “en el universo de trabajadores del Estado provincial” la mayor cantidad de agentes se encuentra en los escalafones general, de educación y salud “son los que menos se ven afectados por la aplicación de esta acción solidaria”.

“Estamos en presencia de un medida que técnicamente está orientada a resguardar y proteger a los sectores asalariados más vulnerables. Esto se conoce en economía como medida progresiva y en política como acción progresista, lo que está asociado a los aspectos que identifican al espacio político que representamos”, completó.

Luego fue el turno del representante del departamento Federación, Rubén Dal Molín (Juntos por el Cambio), quien mencionó que desde su sector “reclamamos hace más de 60 días la necesidad de conversar sobre aspectos referidos a la delicada situación de las finanzas públicas y reiteramos la necesidad de encontrar sostenibilidad en la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos”.

Tras hacer un punteo sobre los números del déficit en el organismo previsional provincial, Dal Molín (Federación – Cambiemos) calificó la situación como un “problema estructural que tiene el Estado”. “Lo señalamos en más de una oportunidad, los indicadores de la provincia nos muestran que hace 10 años tenemos déficit, es decir, generamos deuda”, observó.

A continuación tomó la palabra el senador Horacio Amavet (Uruguay – Frente Justicialista). Compartió los dichos de su par de La Paz y reiteró que los fines de la Ley de Emergencia Solidaria son “reforzar y asegurar el financiamiento del Estado para que cumpla con sus funciones y fundamentalmente con el agravamiento de los gastos a raíz de la pandemia que el gobierno entrerriano con responsabilidad ha invertido cientos de millones en infraestructura sanitaria, en equipamiento y para reforzar el personal”.

“El otro fin de esta ley es defender la Caja de Jubilaciones para que los jubilados sigan cobrando el 82 por ciento móvil”, ratificó el legislador del departamento Uruguay y marcó las diferencias de financiamiento que existieron durante el anterior gobierno nacional entre nuestra provincia y las demás jurisdicciones que sí transfirieron sus sistemas previsionales a la órbita nacional.

Pidió reiteradamente entender la Ley de Emergencia Solidaria para Entre Ríos “dentro del contexto político, económico y social que estamos viviendo” y puso el énfasis en que esta norma “abarca a los sectores que tienen capacidad contributiva”.

“Es una ley de emergencia, transitoria, de excepción”, precisó mediante la cual “se coparticipa a los municipios porque a todos les cayó la recaudación”. Y en cuanto a los aportes de los empleados del Estado, subrayó que están establecidos bajo una mirada “equitativa, progresiva y proporcional”.

“Se habla de que es un ajuste, y yo le digo con sinceridad que ajuste fue dolarizar las tarifas de los servicios públicos causando un enorme perjuicio a la población”, sostuvo Amavet quien antes también había cuestionado la “irresponsabilidad” del expresidente Mauricio Macri por “haber agrandado la deuda en cuatro años en 100 mil millones de dólares”.

“Estamos confiados y seguros en la administración de Gustavo Bordet porque actúa con transparencia y honestidad y cuando se es Gobierno se tienen que tomar las responsabilidades, asumir los problemas y plantear las soluciones y yo creo que estamos en ese camino”, señaló.

Luego fue el turno de Francisco Morchio, de Gualeguay. El presidente del Bloque de Juntos por el Cambio, hizo pública su crítica a “las formas” en que se trató el proyecto como también a que el Ejecutivo provincial “impusiera el número” antes que la “discusión legislativa”. Rechazó el proyecto al sostener que “la solidaridad es voluntaria”, no así el proyecto de ley en discusión y si bien consideró “que está bien” el aumento del impuesto a los Ingresos Brutos a la actividad financiera y las droguerías como estipula la iniciativa, sobre estas últimas entendió que volcarán el costo de la medida a los consumidores.

Cerró el debate el senador Armando Gay, quien señaló: “A ninguno de los presentes nos resulta grato tomar decisiones como las que vamos a tomar hoy. Sin embargo esta es la tarea ineludible que tiene la dirigencia política y la inédita situación que vivimos nos impone esta obligación, quizás como nunca antes. Todos sabemos la crítica situación económica, la fuerte inversión que demanda atender el servicio sanitario y los servicios sociales, que es lo que hoy hace que el Poder Ejecutivo envíe a la Legislatura esta norma para mantener las prestaciones básicas”.

“Si bien sabemos que todos los sectores y todos los entrerrianos están haciendo un esfuerzo gigantesco, hoy son los criterios de progresividad y solidaridad los que nos llevan a pedir este acompañamiento para tomar estas medidas extraordinarias. No nos podemos hacer los desentendidos. Todos sabemos que la situación se va a agravar aún más si no tomamos medidas a tiempo para atender las medidas actuales”, agregó.

Gay reiteró que “todos los entrerrianos y las entrerrianas hicieron el esfuerzo. Lo hicieron el personal de Salud como también aquellas actividades que aún no se han podido reactivar, absolutamente todos. No es que unos se esfuerzan y otros no. No quiero ser apocalíptico ni exagerado, pero si hemos de tomar una medida es luego de haber agotado todas las alternativas en un contexto extremadamente limitante, donde se han estirado todas las posibilidades financieras y económicas de la provincia hasta donde más se pudo”, indicó.

“Del mismo modo la economía privada también se ha tenido que detener en el tiempo y ahí también estuvo el gobierno presente asistiendo, aumentando el gasto público para amortiguar la crisis. Y todavía restan transitar tiempos complejos, y por eso este criterio que se plasma en este proyecto, que es el de la capacidad contributiva aunque algunos quieren tergiversarlo, el espíritu de este proyecto es la capacidad contributiva”, remarcó.

El presidente del bloque oficialista citó al diputado Néstor Loggio quien “hablaba en la sesión de una medida temporal en un contexto de ineludible emergencia como el que nos toca vivir, y que se compara o quizás sea peor que la crisis o el crack del año 1929, o los momentos posteriores a las dos guerras mundiales, y créanme que no estoy exagerando porque además de la crisis el aislamiento social preventivo y obligatorio sigue provocando consecuencias indeseadas en la economía, y a eso lo vemos a diario”, precisó.

Gay describió: “Cayó la recaudación propia, la de los municipios, los recursos coparticipables federales se vinieron abajo, y se han extremado todas las posibilidades económicas y financieras de la provincia, pero hemos llegado a un límite. A la delicada situación económica y financiera se suma el incremento paulatino del déficit de la Caja de Jubilaciones, y a eso lo sufren todas las provincias que no transfirieron el sistema a la Nación. En un contexto donde el Estado tiene que seguir cumpliendo obligaciones que tiene a su cargo, y en especial la prestación de los servicios públicos, es el momento de reforzar el carácter solidario del sistema y requerir un esfuerzo temporal de parte de los aportantes de mayores ingresos. Este proyecto recarga el esfuerzo de tres sectores de la economía que no se han detenido y han tenido rentabilidad, y también de los entrerrianos que tienen ingresos que se aproximan al doble de la canasta básica y sirven para asistir a aquellos a quienes no logran ni siquiera alcanzar la canasta alimentaria”, enfatizó.

En otro tramo el legislador concordiense refutó “a quienes cuestionan el carácter solidario de este proyecto diciendo que no es solidario lo que no es voluntario. Creo que debemos cuestionar por qué los sectores que más capacidad tienen no quieren estar a la altura de las necesidades de sus compatriotas, en este caso los entrerrianos, más cuando durante los últimos cuatro años ha habido una transferencia fenomenal de recursos de los sectores populares a los sectores más concentrados del ámbito económico”.

Finalmente apeló a la solidaridad y al esfuerzo compartido. “Son las medidas que el tiempo y las circunstancias exigen para sostener un servicio de salud totalmente gratuito, sostener los programas sociales de una sociedad que incluya a todos y cada uno de los entrerrianos”, indicó.