De dónde viene la tradición de tomar caña con ruda el 1 de agosto

Cada 1 de agosto es tradición tomar caña con ruda en ayuno. Dicen que la bebida produce “la sensación de estar protegido, no solo el cuerpo, sino también el espíritu”.

Según indica la tradición, la caña con ruda se bebe en la noche del 31 de julio y continúa el 1° de agosto. Ya sea por superstición, miedo, prevención o simple tradición, muchos argentinos eligen participar de esta ancestral tradición para ser parte de los festejos del Día de la Pachamama.

La tradición es particularmente popular en el nordeste del país: allí, los mayores juran que la caña con ruda mejora la salud. ¿Cuáles son algunos de sus beneficios? Según se cree desde hace varias generaciones, la bebida prolonga la vida, espanta la mala suerte, promueve alegrías y despoja a la gente de los malos augurios.

Caña con ruda: qué es la bebida que se toma en el Día de la Pachamama
La caña con ruda es una mezcla de caña blanca paraguaya o ginebra con hojas de ruda, una hierba calificada como medicinal por sus excelentes efectos en el aparato digestivo y también en el circulatorio.

No son pocos los que preparan el brebaje el 1 de agosto para beberlo al año siguiente. Siempre con el mismo propósito: prevenirse de enfermedades y provocar bienestar.

Caña con ruda: cómo se bebe
En general, se busca tomar la bebida en ayunas. Suele hacerse de madrugada o a primera hora del día. En cuanto al ritual, se toma en tres sorbos, siete sorbos o de un trago largo.

Resulta ardua la tarea de conseguir la receta exacta (parecería que no se puede dar a conocer) con la que reproducen esta bebida que tanto y tan bien conocen los habitantes del interior del país.

Dónde se celebra el Día de la Pachamama
La fiesta de la Pachamama tiene un concepto central: finalizar un ciclo. Así, la idea es renovarse y comenzar nuevos proyectos. Por otra parte, se trata de una tradición que busca agradecer a la Tierra.

La Pachamama es la principal deidad femenina. Para los quechuas es la Madre Tierra, diosa máxima de los peruanos, bolivianos y del nordeste argentino. Dicen los estudiosos que Pacha es universo, mundo, tiempo, lugar, mientras que Mama significa, precisamente, madre.

Son numerosos los pueblos que este día, siguiendo el ritual a rajatabla, entierran en un lugar cerca de la casa una olla de barro con comida cocida, para ofrendar a la Pachamama elementos de la tierra con el fin de madurar los frutos, multiplicar el ganado y amparar al viajero, entre otras cosas.