El presidente anunció la federalización de la hidrovía Paraná-Paraguay

El Presidente encabeza el acto de firma del Acuerdo Federal de la Hidrovía Paraguay-Paraná, junto a los gobernadores de Entre Ríos, Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones, y Santa Fe.

El presidente Alberto Fernández anunció este viernes, en Puerto General San Martín, una serie de cambios respecto de la administración de la hidrovía Paraná-Paraguay, en los cuales el gobierno nacional viene trabajando desde hace meses.

La principal novedad es la conformación de un consorcio entre la Nación y las siete provincias involucradas que tendrá a su cargo la administración de la “autopista fluvial” por el cual circulan aproximadamente el 70% de las exportaciones del país.

El gobierno anunció la extensión por un año de la actual concesión del dragado y balizamiento de la hidrovía –en manos de la firma belga Jan de Nul y la argentina EMEPA–, que vencía en mayo de 2021, para poder preparar cambios de fondo para la nueva licitación.

El presidente Alberto Fernández abogó por un país “más federal”, destacó el “acompañamiento” de los 24 gobernadores y les dijo que el crecimiento de contagios de coronavirus en las provincias “exige volcar la mirada al interior del país”.

“Es hora que Buenos Aires le dé al país todo lo que recibió para hacer un país sin desigualdades y desequilibrios”, dijo el mandatario.

Agregó que llegó el momento de que “Argentina crezca con otra lógica, con otro equilibrio y el desarrollo se extienda” por todo el país, al celebrar que la hidrovía quede en manos de las provincias.

Participaron del acto, a orillas del río Paraná, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Valdés (Corrientes), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) y Gildo Insfrán (Formosa).

“Argentina debe comenzar a funcionar como un país federal y descentralizarse para que el poder esté también en el interior”, asumió.

En este contexto, destacó el acompañamiento de los 24 gobernadores en momentos “muy difíciles” y asumió que ahora el problema de la pandemia “no es solo del AMBA”, sino de muchas provincias que vieron crecer sus casos, lo que exige “volcar la mirada al interior del país”.

“No vamos a dejarlos solos”, remarcó el mandatario tras mencionar que los casos en el AMBA han llegado a un amesetamiento y que comenzaron a presentarse casos en provincias del interior del país.