El TC vuelve a las pistas en San Nicolás

El Turismo Carretera tiene confirmado el regreso a las pistas después de 6 meses. Va a correr el próximo fin de semana y el desafío será cumplir con los protocolos y no exponer a los pilotos a contagios.

La ACTC afrontará una gran desafío: cumplir con los protocolos y demostrar que puede haber actividad deportiva sin exponer a posibles contagios de COVID-19 a los que formen parte del evento, ni a los habitantes de la ciudad que le abrió las puertas a la “máxima”.

El automovilismo será el primer deporte en Argentina en reiniciar la actividad con un evento de semejante magnitud que reunirá a 350 personas en un mismo lugar, aunque será en un amplio predio de 110 hectáreas con un playón de 15.000 metros cuadrados. Y, por supuesto, las miradas no solo estarán puestas en lo que pase adentro de la pista.

Por eso el gran objetivo será cumplir a rajatabla con el estricto protocolo sanitario que fue aprobado por el Ministerio de Salud de la Nación, el gobierno de la provincia de Buenos Aires y el municipio de San Nicolás. Los 3 entes gubernamentales que avalaron la realización esta competencia.

El convoy del TC llegará a la ciudad por autopista el jueves previo al inicio de la actividad y ese mismo día ingresarán al predio. Los equipos tienen prohibido llegar el miércoles y hacer fila. A su vez, cuando esperen su turno para acreditarse, pasar el control de temperatura y olfato, y firmar la declaración jurada, no podrán bajarse de los vehículos, señala el sitio Sólo TC.

Una vez que todos hayan entrado al autódromo se aplicará la “burbuja sanitaria”. Es decir que hasta la finalización de la actividad del domingo nadie podrá entrar ni salir del predio. El evento será a puertas cerradas, sin público. Se anunció un fuerte control perimetral para evitar el acceso de personas que no estén autorizadas previamente.

El protocolo que presentó la ACTC establece un total de 350 personas que van a formar parte del evento. Todos deberán presentar el testeo serológico que se realizaron el pasado lunes 24 de agosto en el autódromo de La Plata. Aquellos que no lo hicieron en esa fecha deberán realizarlo antes de ingresar al predio.

El piloto solo ingresará a su box en momento de prueba, clasificación y carreras, tendrá su lugar personal para colocar y manipular él solo su casco y botella de hidratación. Al bajarse del auto tras finalizar la actividad en pista, mantendrá 6 metros de distancia con su mecánico ante la posibilidad de estar hiperventilando.

El traslado del personal (piloto/mecánicos) del box hacia la casa rodante, deberá realizarse por una pasarela que no podrá ser invadida por personal de otros equipos. Los mecánicos al finalizar la carrera no pueden salir del box para recibir el auto.

Los motoristas también podrán estar presentes, pero solo podrán ingresar a donde está el auto si fuera necesaria su intervención sobre el multiválvulas. Si eso ocurre, deberán hacer enroque con alguno de los 3 mecánicos que están habilitados a trabajar en el box.

La verificación técnica previa al inicio de la actividad se realizará box por box (habitualmente los autos son trasladados al recinto técnico). Los autos deberán tener los amortiguadores y el motor colocados y deberán estar presentes 2 mecánicos por coche. La reunión de los pilotos con las autoridades de la prueba se realizará mediante Zoom.

Durante los 4 días adentro del predio, cada equipo se ocupará de las provisiones para sus integrantes. Nadie podrá salir a comprar ni entrar elementos una vez adentro de la “burbuja sanitaria”. Además del servicio de ambulancia propio, habrá 2 centros de atención: uno para el control especializado y otro en caso de politraumatismos.

En cuanto al contacto con la prensa, el protocolo solo hace referencia a cómo se manejará la comunicación al terminar la carrera y aclara que los pilotos solo tendrán contacto con la TV oficial.

A su vez hay pautas específicas para actuar si hay casos sospechosos o confirmados. Y todo tipo de procedimientos y medidas enfocadas en la higiene y seguridad en el trabajo, a los efectos de minimizar las posibilidades de contagio de COVID-19.