Copa Libertadores: River derrotó a San Pablo y pasó a octavos de final

En el estadio de Independiente, el equipo de Marcelo Gallardo se impuso por 2-1 con goles de Julián Álvarez a los brasileños, que habían empatado con Diego Costa y quedaron eliminados con la derrota.

En una atípica localía en cancha de Independiente, River derrotó 2 a 1 a San Pablo y se clasificó a los octavos de final de la Copa Libertadores, en la quinta y penúltima fecha del Grupo D. En el próximo partido, ante Liga de Quito (como local, el 20 de octubre), el equipo de Marcelo Gallardo buscará quedarse con el liderazgo de la zona.

Julián Álvarez marcó los dos tantos del Millonario y Diego Costa el del conjunto brasileño, que quedó eliminado en la primera instancia, algo que no ocurría desde 1987. Dani Alves fue titular en la visita.

El duelo tuvo como árbitro al chileno Cristian Garay y se jugó en el estadio Libertadores de América de Independiente, en la ciudad de Avellaneda, debido a que el estadio Monumental está en un período de refacciones.

El equipo de Marcelo Gallardo arrancó el encuentro con muy buen ritmo y a los 10 minutos abrió el marcador con una buena definición de Julián Álvarez. El futbolista de 20 años culminó una gran acción colectiva que incluyó la habilitación de Nicolás De la Cruz, después de una pared con Rafael Santos Borré.

Cuando parecía que River estaba más cerca de estirar la diferencia llegó el empate de San Pablo, que hasta ese momento no había insinuado demasiado. El reloj marcaba los 25 y Diego Costa emparejó la historia con un cabezazo, tras el tiro de esquina desde la izquierda ejecutado por Reinaldo.

A los 36 minutos de aquella etapa inicial, y de contra, el Millonario volvió a ponerse en ventaja. El equipo del Muñeco aprovechó las falencias defensivas de su rival: Matías Suárez apareció con poca marca por la izquierda, enganchó y le cedió el balón para que Julián Álvarez resuelva con autoridad.

En el complemento no hubo emociones, pero se mantuvo la tensión por la cercanía en el resultado. El equipo de Gallardo tuvo oportunidades para liquidar la historia y sobre el cierre también sufrió los ataques desesperados de un rival urgido que se la jugó por arriba para alcanzar el empate.

La victoria le permitió a River cumplir con el primer objetivo en esta Copa Libertadores y esperar el duelo frente a Liga de Quito, que se jugará el 20 de octubre a las 21.30 en la cancha de Independiente. La intención es quedar en lo más alto de la zona y pra eso deberá ganarle a los ecuatorianos.