Rescataron a un menor sometido a esclavitud durante 5 años

El episodio de explotación laboral en Santa Fe se hizo público tras la denuncia de dos exempleados de un tambo. Por el hecho fue condenada una pareja.

Un adolescente de 17 años fue rescatado tras comprobarse que una pareja lo sometió por cinco años a más de 18 horas diarias de trabajo, en las que se encontraba semidesnudo, amenazado de muerte y casi sin poder comer. A raíz de esto, Maricel Bernardita Román y su pareja, Víctor Raúl Bustamante, fueron condenados en un juicio abreviado en Santa Fe a cuatro y dos años de prisión, respectivamente, por reducción a la servidumbre.

El caso de explotación laboral en Santa Fe saltó a la Justicia cuando dos exempleados del tambo “Campo Tacité”, de la localidad de Josefina, en Santa Fe, se presentaron ante la Policía Federal de San Francisco el 22 de agosto del año pasado y denunciaron a sus expatrones.

Allí declararon que el joven era sometido habitualmente a maltratos físicos y verbales por quienes manejaban el tambo del arrendador de apellido Masento.

Los denunciados por el aberrante maltrato laboral vivían en ese predio de Santa Fe con sus dos hijos menores de edad, una sobrina y el chico de 17 años. Los exempleados describieron que lo hacían trabajar desde las 2 de la madrugada hasta las 20.30, también indicaron que entre los 12 a los 17 años trabajó sin francos ni descansos, y que en oportunidades lo hacía descalzo y semidesnudo pese a las bajas temperaturas.

También aseguraron que no le daban comida la mayor parte de los días, y que le hablaban mal de la mamá para que no volviera con ella y que le llegaron a decir que si se iba con la mujer iban a matarlos a los dos.

A partir de los datos clave aportados, la Fiscalía Federal de la ciudad de Rafaela abrió la investigación. Los dos exempleados ratificaron la denuncia ante la Justicia federal. Y tras un allanamiento en el tambo, Román y Bustamante fueron detenidos.

Mientras tanto, el adolescente fue encontrado en malas condiciones de salud, vestimenta y aseo personal.

Los imputados fueron procesados como coautores del delito de trata de personas con fines de explotación laboral, en la modalidad de acogimiento, de la víctima y por haber mediado abuso de la situación de vulnerabilidad, amenaza y violencia contra ella, por ser menor de edad y haberse consumado la explotación (y en el caso de Román, también agravado).

El chico, trascendió durante el juicio, fue abusado sexualmente durante su infancia, no contaba con indumentaria adecuada ni dinero, bajo violencia física y psíquica, y amenazas. Tenía impedido tener contacto con otras personas ajenas al lugar, y sólo compartía el trabajo con otro peón rural, ahora exempleado. Sólo tiene cursados los estudios primarios.

Minuto Uno