Final abierto para el congreso de Agmer

Ninguna opción consiguió las adhesiones necesarias para imponerse. Las asambleas de las 17 seccionales del gremio votaron mandatos muy dispares.

Los congresales deben definir cómo sigue el conflicto en las escuelas, aunque en el horizonte no hay mucho para debatir. La última oferta salarial del Gobierno, el 29 de marzo, un 35% escalonado entre mayo y noviembre, fue rechazada por Agmer por insuficiente.

En realidad, ya van dos ofertas salariales que rechaza el sindicato de los maestros. «Puede salir cualquier cosa -confió un experimentado dirigente de Agmer-: paro de inmediato o emplazar al Gobierno, y si no hay nueva propuesta salarial, aplicar un nuevo paro o pasar a cuarto intermedio hasta la semana que viene sin paro para negociar mientras tanto».

La primera oferta salarial de la administración del gobernador Gustavo Bordet ocurrió el viernes 19 de febrero. Entonces, el Ejecutivo propuso un incremento de 15% más el blanqueo de las sumas en negro que paga desde octubre de 2020, entre $3.000 y $4.000, según el nivel de ingreso. La oferta fue rechazada por los gremios, aunque el Gobierno decidió pagar igual la mejora con los salarios de febrero.

La respuesta desde Agmer fue un paro de 72 horas al inicio del ciclo lectivo 2021, los días 1°, 2 y 3 de marzo, y la instalación de la carpa blanca en Plaza Mansilla para exigir la presentación de una oferta que contenga las exigencias de los maestros: recupero salarial de 2020, cuando hubo un índice inflacionario del 36,1%, y una pauta para 2021 que incluya cláusula de revisión.

La huelga se repitió el lunes 8, el jueves 11 y el viernes 12.

El 18 de marzo sesionó un nuevo congreso de Agmer que, ante un escenario hostil desde el Ejecutivo, y sin nueva oferta salarial, decidió aplicar otros tres días de paro en las escuelas: viernes 19, jueves 25 y viernes 26.

En ese contexto, el Gobierno, aún cuando había dispuesto el cierre de la paritaria salarial, convocó a los sindicatos docentes a una reunión en Casa de Gobierno el lunes 29 de marzo. Ese día, el Poder Ejecutivo presentó una propuesta de recomposición escalonada del haber del maestro en Entre Ríos: un 35% de aumento en el período mayo a noviembre, que llevaría el mínimo garantizado de bolsillo de $32.690 a $44.131.

La suba ofrecida se pagaría así: 5 % en mayo; 10 % en julio; 10% para septiembre; y 10 % en noviembre.

El 31 de marzo sesionó el congreso de Agmer y rechazó la oferta.

Los congresales del gremio no solo rechazaron la propuesta, sino que además la declararon «insuficiente» y se exigió una nueva presentación «superadora, no más allá del 6 de abril, que acorte los tramos e incluya cláusula de revisión». De no darse ese escenario, sobrevendrá un nuevo paro, de 48 horas, el miércoles 7 y el jueves 8. No hubo nueva oferta, y se sumó una huelga de dos días.

De cara al congreso de este viernes 9, Agmer distribuyó un documento para ser debatido en las asambleas escolares que plantea: «En lo que respecta a la situación salarial, el lunes 29 de marzo el Gobierno provincial presentó una propuesta que comprende un incremento que promedia el 36%, el cual se aplicaría sobre la recomposición ya otorgada en febrero –en forma unilateral y por decreto–, la cual rondaba el 20%, dando como resultado un incremento anual que oscila entre el 60% y el 77% según los diferentes cargos y antigüedades».

Los docentes entrerrianos abrieron el año con un mínimo garantizado de bolsillo para el escalón inicial de la carrera, el maestro de grado sin antigüedad, de $24.865. Ese monto subió a $32.690 con la suba del 31,5% aplicada en febrero, aunque en cargos de mayor jerarquía ese incremento fue inferior. Y con el incremento escalonado que propuso el Gobierno el 29 de marzo pasado, del 35%, entre mayo y noviembre, esa cifra subiría entonces a $44.131. Fuente: entreriosahora.com