Fiesta del Surubí: impresiona el Riacho Goya desde un drone con fotos y videos

El lugar donde se lleva a cabo la Fiesta Nacional del Surubí, se convirtió en un atractivo y cientos de personas fueron a fotografiarse en la inusual postal. Desde un drone, las imágenes impresionan. Nuevas fotos y videos.

La bajante histórica del Río Paraná deja registros de 0,67 cm en Goya, Corrientes. La última vez que se registró esa medición, fue hace más de 50 años (1969 y 1952). El riacho Goya ahora es un brazo seco del Río y prácticamente se cruza a pie.
Tras dos años de la tendencia decreciente en la altura del río Paraná, uno de sus brazos más importantes puede ser cruzado sin siquiera mojarse los tobillos.

El Riacho Goya quedó seco por la bajante.

El Riacho Goya, uno de los brazos más importantes del río Paraná en Corrientes, está completamente seco tras dos años de bajante. El nivel de las aguas permite, incluso, permanecer parado en el medio de su cauce sin siquiera mojarse los tobillos, publicó PowerNoticias.

El Riacho Goya quedó seco por la bajante. (Foto: Agustín Fernández Abeijón).

El cauce está ubicado a la vera de la ciudad de Goya, a metros del lugar conocido como “la curva del regimiento”, en el camino a Puerto Boca. Cruza la mencionada localidad en toda su extensión, separando a la ciudad, de la isla Las Damas, zona internacionalmente famosa por ser escenario de la Fiesta Nacional del Surubí.

Furor en Goya la zona seca del riacho

El fin de semana, en Goya la gente concurrió a un “nuevo paseo natural” provocándose incluso largas filas de autos para llegar: se trata del lecho del Riacho Goya, casi sin agua y limitado a zanjones entre grandes extensiones de arena.

Muchísima gente se trasladó en Goya hasta la ribera del Riacho para realizar la inédita caminata por el lecho seco del histórico riacho.
Sábado y domingo a la tarde, el lugar (unos 20 kilómetros paralelos a la ciudad capital) se transformó en una especie de peatonal.

El avance de la arena

Las imágenes muestran cómo se encuentra el Riacho Goya, uno de los brazos del Paraná, en el trayecto entre la zona urbana y el Puerto Goya. “Jamás se vio algo así. Queda solo un hilo de agua”, dijo un lugareño.
Las fotografías muestran cómo día a día se está secando el Riacho Goya. Fueron enviadas por el amigo Bernardo Baibiene, emprendedor que posee cabañas turísticas en la zona, las cuales quedaron prácticamente inhabilitadas.
“Nunca vi algo así. Todos los días se seca un poco más. Hay sectores donde se cruza caminando hasta la isla. Ya se percibe el olor nauseabundo por el agua estancada y los peces muertos”, contó Fuente: eloncedigital