Prisión preventiva por 45 días para los imputados en el crimen de Calleja

El fiscal Santiago Alfieri indicó que se pidió la detención de estas cuatro personas porque “se verifican riesgos procesales” y “hay peligro de fuga”. El juez la otorgó pero por 45 días. En principio irán a la cárcel.

En el marco de la causa por causa caratulada “Calleja, Gonzalo s/ Homicidio agravado en su perjuicio”, comenzó este jueves la audiencia de Garantías contra los detenidos por el caso: Alberto Enrique Osuna, cuyos abogados defensores serán César Jardín y Andrés Amarilla; Ezequiel David Morato quien estará representado por Eduardo Daniel Gerard y Marcelo Franco; Ivan Elías Garay, cuya defensora oficial será Fernanda Álvarez; y Ramiro Gabriel Colman representado por el abogado defensor Patricio Cozzi.

La audiencia de medidas de imposición es presidida por el juez Ricardo Bonazzola en el Salón de Actos del STJ. En representación del Ministerio Público Fiscal estaba el fiscal Santiago Alfieri.

Cabe recordar, que este miércoles, la audiencia en los tribunales de Paraná, pasó a un cuarto intermedio, luego que uno de los acusados, Alberto Enrique Osuna, manifestara ante el juez, que seguía cursando coronavirus, tal como dio cuenta Elonce. La audiencia se suspendió, sanitizaron la sala y se hisopó a los cuatro detenidos debido a la situación. Posteriormente, la Justicia daría a conocer la información recibida de Epidemiología provincial, y confirmaría que Osuna, ya no estaba en período de contagiar a otras personas el virus.

Este jueves, Elonce TV, supo que los resultados de PCR (Covid 19) realizados a los detenidos Ezequiel Morato, Ivan Garay y Ramiro Colman dieron negativo.

En su exposición, Alfieri indicó que se pidió la detención de estas cuatro personas porque “se verifican riesgos procesales” y “hay peligro de fuga”. Expresó que “Garay y Colman estaban cumpliendo a arresto domiciliario sin monitoreo. Morato ocultó su vehículo y teléfono celular. Osuna fue ubicado en la escena junto al resto”.

Los argumentos

El fiscal informó que, según la investigación y el aporte de testigos, el contador Gonzalo Calleja fue “retenido en la vivienda Nº 88, planta baja, en barrio 1º de Julio, donde vive Iván Garay”.

Sobre Ezequiel David Morato, indicó que “manifestó que el 15 de julio no tenía más su Fiat Uno. Un vecino informó, con mucho temor, que el 15 de julio a la mañana sí lo tenía. Se supo que ese día a la noche y a la madrugada del 16 de julio, quiso dejar el auto en un desarmadero”.

“No se encuentra el celular del imputado. Morato es el habitual comprador de dólares, con quien Calleja ya había hecho transacciones. Esto surge de lo que dijo su novia, Sofia Haiek, quien aseguró que lo acompañó una vez. También su socio refirió al tema”, dijo.

Por otro lado, remarcó que un testigo ubicó a Ramiro Gabriel Colman y Alberto Enrique Osuna en la casa de la familia Roda, que está ubicada en la planta alta. Allí también estaba Iván Garay. “Éste le manifestó al vecino algunas palabras sobre la presencia policial, mostró nerviosismo y le dijo que `se la habían mandado y se iba a podrir todo´. Esto sucedió el 14 de julio a la noche, casi madrugada del 15 de julio”, señaló.

Después, “desde la casa de los Roda salen Colman y Osuna, luego de la conversación en la que Garay evidenció nerviosismo. Entran a lo de Garay y salen con una persona a la que tenían encapuchada. La llevaban como cuando a alguien lo llevan detenido. Lo metieron al baúl del auto y se van. Hizo referencia a un Volkswagen”.

Ese mismo día, el 15 de julio, “Garay le manifestó a otro testigo `que se iba a podrir todo, que se la habían mandado´”.

Una testigo reservada manifestó temor por participar en la investigación y señaló que “el 14 de julio a la noche este grupo de personas se encontraba al lado de la casa de Iván Garay, que está debajo de la casa de los Roda. Allí estaban exultantes, hablaban de no tocar el auto y de `matarlo´, sin mayor referencia”.

El fiscal consideró entonces que “se verifican los dos riesgos procesales y se decide prisión preventiva. Garay y Colman estaban cumpliendo a arresto domiciliario sin monitoreo, hay posibilidad de fuga. En ese criterio, tres personas refieren conversaciones sostenidas directamente con Garay fuera de su casa”.

“A Colman lo vieron en el lugar. Cumple arresto domiciliario y fue encontrado en una vivienda en alquiler, con otro nombre. Quebrantó su lugar de arresto domiciliario”, agregó el fiscal Alfieri.

Sobre ello, consideró que “hay ocultamiento de elementos, de vehículo, de teléfono celular. Se tuvo a una persona por buena cantidad de horas sometida”. También se refirió “al contexto barrial en el que se encuentran probables testigos del hecho, que manifestaron temor total por participar de la investigación. Esto nos emana como obligación requerir prisión preventiva para evitar que los testigos corran riesgos”.

“Todavía buscamos el celular de Calleja, la información dentro del aparato será determinante”, agregó.

Las pruebas que presentaron los imputados

El fiscal Santiago Alfieri aseguró que “hay más personas investigadas pero los elementos que tenemos hasta hoy no permiten su detención”.

Comentó que Alberto Enrique Osuna presentó “un celular y dvd con imágenes, móviles, videos fotografías. En una se presenta a Osuna de costado, mirando una pared, el 14 de julio a las 21. Otra imagen se da en una casa donde hay una persona y un niño, pero no es él. Después presentó Una foto de una mesa, que no está Osuna. También hay dos o tres imágenes del 15 de julio a las 16 y en adelante, en la que se lo ve a Osuna y su familia haciendo reposo con barbijo. Recién a las 8.50 del 15 de julio se presentó en Hospital de la Baxada para hacer la prueba para saber si tenía covid”.

Sobre Ramiro Gabriel Colman, expresó que “la defensa envió un correo electrónico de capturas de pantalla y fotos. Hay conversaciones. Una persona conversa con otra para ver si se encuentran a dormir, no lo concretan. Hay otra conversación con otra persona en la que refiere que está en lo de `Román´ y comen algo al disco. Luego una foto de un plato con un vino, tomada el 14 de julio por la noche. También se presenta otra conversación del 15 de julio por la noche, invitándolo a comer algo al disco”.

Por otro lado, señaló que “buscamos el celular y auto de Morato. No vendió el auto en el tiempo que dijo que lo había hecho”.

Respecto a cómo sigue la investigación, señaló que “se analizan 40 cámaras, actividades de antena, descarga de datos de duplicado del sim card del teléfono de Gonzalo Calleja. Hay trabajo de campo en localización de testigos. Aguardamos el informe completo de autopsia”.

Solicitó 90 días de prisión preventiva para los cuatro imputados.

Resolución

Tras un cuarto intermedio, pasadas las 00.20 de este viernes, el juez resolvió otorgar la prisión preventiva solicitada por la Fiscalía, pero por 45 días. Serán alojados en la Unidad Penal Nº 1 hasta que se consigan tobilleras electrónicas y evalúen si pueden cumplir prisión domiciliaria.

“Los argumentos defensivos no alcanzan a juicio del suscriptos a desvirtuar la hipótesis acusatoria. Coincido con las defensas, que el peligro de fuga no alcanza la mera existencia de antecedentes de penales condenatorios. Si entiendo que hay riesgo de peligro de entorpecimiento en la investigación, es incipiente, es reciente y falta mucho por investigar. Hay testigos que pueden surgir y dar elementos de interés”. Elonce.com