Cresto destacó que Entre Ríos “es protagonista” en el reparto de obras de la Nación

El candidato a diputado nacional del Frente de Todos habló con el programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) sobre los principales aspectos de la campaña electoral, cuestionó a Rogelio Frigerio por las consecuencias del gobierno de Mauricio Macri y destacó que hoy Entre Ríos “es protagonista” en la distribución de recursos y obras por parte del gobierno Nacional. Dijo que los principales temas para la provincia son energía, agua, caminos, transporte e infraestructura educativa.

—¿Usted renunció al ENOHSA, tal como dijo? 

—Sí, presenté la denuncia. Automáticamente cuando empezó la campaña, presentamos la licencia, suspender el sueldo hasta que me acepte la renuncia el presidente.

 —¿Usted tomó licencia o renunció al cargo de intendente, al asumir en el gobierno nacional?

–Yo tomé licencia al cargo de intendente el 13 de enero de 2020.

—O sea que no pudo terminar su mandato, también renuncia al ENOHSA y al asumir como diputado nacional -gane o pierda las elecciones-, si es precandidato a gobernador en el 2023 también tendrá que renunciar ¿Nadie le pasa factura por esa situación? Porque tampoco es muy normal o habitual que digamos. 

–Yo fui elegido intendente de Concordia en 2015, fui reelecto en 2019, con casi el 57% de los votos, y después el presidente de la Nación Alberto Fernández con su equipo convoca a un grupo de intendentes, dentro del que yo estaba. Como intendente estuve presidente en la FAM del bloque justicialista, y cuando Alberto era candidato a presidente yo ya era candidato electo en la ciudad de Concordia por segunda vez. En Entre Ríos las elecciones se hicieron en junio. Me tocó hablar con Alberto en nombre de todos los intendentes peronistas de la Argentina, y después de haber tenido la experiencia de los cuatro años del macrismo en Concordia le planteé la necesidad de que en los lugares estratégicos de la función pública o del gabinete, ponga funcionarios que tengan territorio, vocación, pasión por lo que hacen, y redobló la apuesta y convocó a varios intendentes de la Argentina que hayan tenido experiencia de gestión, entre los que están Katopodis, Juanchi Zabaleta que está en Desarrollo Social, Ferraresi en Vivienda, a mí en Agua y Saneamiento y por supuesto que fue una oportunidad para Concordia, para la provincia de Entre Ríos. Siempre les digo a los concejales de la oposición que no aprobaron mi licencia todas las cosas que eran gestionados a nivel nacional…

—¿Pero alguien le pasa factura por esto?

—Nosotros marcamos en Concordia una impronta de trabajo, que es un equipo de gestión de estar en Buenos Aires, de ser un soldado de los entrerrianos, nuestro slogan siempre fue “con la fuerza de los hechos”. Me gusta que analicen no por lo que yo prometo sino por lo que hicimos en Concordia en cuatro años, lo que hemos conseguido y gestionado para Entre Ríos en este año y medio de gestión acompañando la agenda de desarrollo de Bordet y eso se puede ver, el antes y el después de la gestión del gobierno del Frente de Todos, lo que fue el gobierno de cuatro años en Entre Ríos con Macri de presidente, me tocó a mí acompañarlo al gobernador Bordet y ser candidato.

—Cuando se encontraron el otro día con Rogelio Frigerio, en Maciá ¿se saludaron o se tomaron algunos minutos para conversar? Porque, que se sepa, ustedes habían hecho una buena relación en la administración macrista, en su lugar como intendente. 

—La relación fue y es buena, nos encontramos en Maciá, charlamos. Representamos dos modelos totalmente diferentes. Yo represento un modelo, un proyecto político, que encabeza en Frente de Todos, que significa esto que se está desarrollando en Argentina, y él representa otro modelo político del macrismo, es el candidato de Juntos por el Cambio en Entre Ríos, son dos modelos que confrontan.

—Ha buscado una distancia Frigerio con Macri, no quedaron muy buenas las relaciones.

—Yo trato de no hablar de los otros, sino de las propuestas del futuro, pero cada uno llevamos sobre nuestras mochilas la espalda de nuestro pasado. Él lleva en su mochila la espalda de ser el ministro más importante de Macri y estuvo los cuatro años.

—También estuvo con Menem en el área de Provincias del Ministerio del Interior.

—Sí, pero él estuvo en estos últimos cuatro años, él fue ministro de Macri, hace un año y cuatro meses en primera vuelta el pueblo argentino le dijo que no a ese proyecto político y él no se postula por otro partido político, no se fue de Juntos por el Cambio a un partido vecinal. Él se postula por ese espacio político, por eso acá se confrontan dos modelos, no estamos hablando de la diputación de Enrique Cresto, dos bancas más en el Congreso. Estamos hablando de dos modelos de gestión. Por supuesto que para mí hubiera sido mucho más cómodo seguir recorriendo la provincia, llevando obras, el plan de agua y saneamiento más grande de la provincia de Entre Ríos, 50.000 millones de inversiones en vialidad, gestionando para los entrerrianos para un lugar que es clave, que nunca lo tuvo Entre Ríos como lo tiene hoy y a ese protagonismo Entre Ríos no lo quiere perder. Por supuesto que queremos mantener esa impronta.

—¿Quiere postular a alguien de Entre Ríos para que lo suceda en el Enohsa?

—Por supuesto. Los cargos no hacen a las personas. Acá estamos hablando de espacios de poder para transformar la realidad. Hoy Entre Ríos tiene un protagonismo a nivel nacional. Hoy hay un modelo de país que incluye a todos los argentinos, en este modelo nacional y popular, de generación de empleo, que nosotros defendemos, además Entre Ríos tiene un protagonismo histórico. Este es un país que sigue siendo centralista. Más que un dirigente, lo que quiere el gobernador es que Entre Ríos tenga una inversión, en el Enohsa había un presupuesto de 5.000 millones de pesos para toda la Argentina, hoy en Entre Ríos la inversión de agua y saneamiento es de 10.000 millones de pesos. Entonces nosotros queremos que se mantenga porque la provincia de Entre Ríos tiene 270 pueblos, 134 juntas de gobiernos, 53 comunas y 83 municipios. La única forma de transformar la provincia es haciendo lo que se está haciendo hoy. Que haya obras de agua y saneamiento en esas comunas y juntas de gobierno que no existían para el mapa nacional. Preguntemos en cualquier lugar, vayamos a las comunas, municipios y juntas de gobierno de cambiemos a ver si tuvieron una obra del gobierno nacional en la gestión de Macri, no hay. Entonces lo importante, más allá de los signos políticos y de los modelos, es que hoy Entre Ríos es protagonista. La única forma de desarrollar la provincia, que el 70% del territorio está compuesto por juntas de gobierno y comunas, es en esos pueblos dar lo básico que es agua, cloacas, energía eléctrica y conectividad.

—Cuando recorre la provincia, se da un margen de tiempo real para ver la situación de cada localidad o se limita estrictamente al cronograma de campaña. Ustedes van siempre acompañados, rodeados de los dirigentes de cada lugar y no tienen forma de hablar con ningún vecino. Y eso, algún día, debería revertirse ¿no?

—Eso es lo que se ve en los medios cuando hacemos prensa. Yo a la provincia la recorro continuamente, le di 15 vueltas llevando obras y escuchando. Tenemos contacto con todas las cadenas de valor de la provincia, sabemos cuál es el problema del apicultor… yo tengo cuatro hijos, van a los clubes en la ciudad de Concordia, nosotros tenemos empresas, trabajamos en la actividad primaria, segundaria, terciaria, conocemos la provincia porque somos parte.

—¿Qué candidato es más complejo para usted: Rogelio Frigerio o Pedro Galimberti y por qué? 

—Si vamos a la realidad, Pedro Galimberti representa un partido histórico en la provincia y en el país, más de 100 años, y a esta provincia la hemos construido los radicales y los peronistas, por eso es difícil confrontar con una persona que también tiene experiencia como intendente. Más fácil es confrontar con Frigerio, toda la vida.

—Usted en el 2007 fue compañero de fórmula de Julio Solanas, en la lista 100 que enfrentó a la de Urribarri-Lauritto y que perdió. Cuánto inciden en su realidad política actual los nombres de Sergio Urribarri y de su hijo Mauro, también funcionario nacional. Hay quienes sostienen que están trabajando codo a codo detrás de su precandidatura ¿Esto es así? 

—Yo tengo excelente relación, nunca perdí el diálogo ni con Sergio Urribarri ni con Mauro. Hay una generación completa de jóvenes de treinta y pico de años que hoy están cumpliendo funciones y lugares de responsabilidad importantes, como Martín Muller, como Mauro Díaz Chávez que está a cargo del Enohsa en la provincia, hay un gran potencial en la juventud que viene. Pero ellos no están trabajando conmigo en la campaña. 

—Si le pido que me haga un ránking de los principales problemas de Entre Ríos ¿cuáles sería los cinco primeros a su entender? 

—Energético, lograr en el Congreso de la Nación transformar la matriz energética en todo el país, que es manejada con algunos grupos que no tiene nada que ver con este proyecto político. Entre Ríos produce tres Entre Ríos de energía, y lograr una energía diferenciada es fundamental.

—Hay mucho cuestionamiento al costo energético, gente que pone sus empresas en Corrientes porque es más barato.

—Sí, lo de Corrientes es discutible porque no pagan a Camesa, tenían cortes, y Entre Ríos tiene un tema energético porque produce energía. Otro tema es el de los caminos, trabajar fuertemente los caminos de la producción en base a las 17 cadenas de valor que tenemos. El tema de la política de agua y saneamiento hay que continuarla. Yo recorro la Argentina, Entre Ríos es una de las provincias mejores distribuidas, es una provincia hídrica, tiene 50.000 kilómetros de ríos y arroyos, entonces teniendo desarrollo en los pueblos logrando que se trabaje y se produzca en los pueblos se puede cambiar la matriz de la provincia. El tema del transporte, trabajar en las vías del ferrocarril, hubo una impronta fuerte del Ministerio de Transporte de Nación, de reflotar lo que se tiene, y después los puertos, la política de puertos es fundamental. E infraestructura educativa, todos temas que estamos trabajando hoy con el gobernador y estamos acompañando fuertemente. El Gobierno nacional está invirtiendo 5.000 pesos por alumno en Santa Fe y Córdoba y en Entre Ríos 2.500 pesos porque el Estado provincial se hace cargo de los gastos de la Uader, 3.500, 4.000 millones por año. Hoy estamos gestionando un convenio con nación de infraestructura educativa.

—¿No hay que pensar en la Uader en jurisdicción de universidades nacionales?

—Sí, habría que empezar por Humanidades, que es la más grande, y después pensarlo. Por supuesto, lo estamos trabajando.

—Más allá de la problemática vinculada al ENHOSA, respecto a las comunas entrerrianas ¿qué cosas le preocupan del Estado entrerriano? ¿Cuánto sigue de cerca la realidad de la Caja de Jubilaciones, el IOSPER, la deuda del Estado provincial?

—Lo que hay que trabajar fuertemente, creo yo, Entre Ríos tiene 90.000 empleados públicos. Son muchos en relación a la cantidad de habitantes. Lo que hay que lograr es optimizar los recursos que tenemos, ampliar la base tributaria y Gustavo Bordet bajó varios miles sin haber echado ninguno, sin que haya sido la variable de ajuste. Concordia tiene 2.000 empleados municipales desde el año 95, está comprobado que un municipio para que sea funcional es un empleado cada 100 habitantes. No tenemos margen para que pase lo que pasa en Paraná, porque el Municipio no puede destinar más del 50% en sueldos, y hemos tenido las mejores paritarias en Concordia, en acuerdo con municipales, porque necesitas que el municipio tenga el otro 50% para desarrollar políticas públicas. Lo mismo la provincia, necesita tener un porcentaje importante para desarrollar políticas públicas. Pero lo importante es mantener lo que está haciendo hoy Gustavo Bordet, en el tiempo, en algún momento nosotros vamos a tener en base al crecimiento de la provincia, del presupuesto y mantener los empleados públicos que tenemos hoy, va a ser una provincia mucho más viable.

—Usted es abogado y fue exlegislador provincial ¿Qué es lo que más le preocupa de la realidad de la justicia entrerriana? 

—Las grandes transformaciones de la Justicia las hizo siempre el peronismo. Yo veo a nivel nacional el Concejo de la Magistratura, Néstor Kirchner fue el que terminó con la Justicia adicta, terminó con las jubilaciones de privilegio, en Entre Ríos nosotros fuimos los que hicimos el Concejo de la Magistratura. Yo me acuerdo que me tocó asumir como diputado en 2003 que Montiel había nombrado por decreto un montón de jueces que nosotros con el Consejo de la Magistratura creo que tiene que funcionar más rápido para que no haya tanto tiempo jueces en forma provisoria, y después celeridad en las causas, en todas no solamente en las causas vinculadas a la política, sino en todas las causas penales que le interesan a la ciudadanía por una celeridad en la Justicia.

—En Entre Ríos comenzarán ahora una serie de juicios orales y públicos por delitos de corrupción en la administración Urribarri. Hay más de 100 causas en trámite por delitos de corrupción ¿Cuánto le preocupa esa realidad? Porque está claro que es dinero que se desvió y que nunca ingresó para obras de la provincia.

—Eso que lo diga la Justicia. Yo lo que sé, que los ocho años de Urribarri, que a mí me tocó ser senador cuatro años, nunca en la provincia se hicieron tantas obras públicas, tantas rutas, tantas escuelas, después la gestión de la Justicia, que lo defina la Justicia. Emitir opinión o un juicio de valor, que diga por qué no está preso Macri con los parques eólicos, empiece a hablar del exministro del Interior con el tema del espionaje, que todos sabemos que son cuestiones… a mí me han espiado, hice la denuncia, pero no es un tema que yo tenga que opinar, porque además no lo conozco. 

—¿Cuánto le sorprendió lo de José Ángel Allende, reconociendo ante la justicia y ante el país que había cometido actos de corrupción y que se había robado más de un millón de dólares para su patrimonio, en los últimos 30 años, en que fue legislador y es secretario general de uno de los principales gremios del Estado entrerriano? 

—Que la justicia lo juzgue y lo condene. Sí. Por supuesto. Yo puedo decir lo que pregono, la conducta que tengo, fui diputado, senador, intendente, mi padre fue intendente, mi abuelo fue gobernador, hace muchos años que desarrollamos la actividad política, que tenemos pasión por lo que hacemos y tenemos una forma de trabajar que por supuesto no compartimos, pero más allá de lo que pueda decir, lo que tiene que ver es la realidad, cómo trabajamos, cómo vemos el Estado, siempre hemos tenido manejo de fondos públicos y lo hemos hecho con la mayor austeridad posible. Somos honestos intelectualmente y pasionales con lo que hacemos. La Justicia seguramente lo condenará y es un golpe, por supuesto, para Allende, para su familia, pero bueno, fue una decisión suya y la Justicia dictará su condena. También reconozcamos que hay, en todos los medios nacionales en forma sistemática, hablando de la causa Allende en época de elecciones, el cronograma del juicio a Urribarri coincide con las fechas electorales, creo que más allá de que tienen que hacerse los juicios y la Justicia avanzar… a mí me pasó, dos semanas antes de las elecciones me llaman por teléfono que estaba imputado por una causa que después la Justicia directamente retiró la acusación y retiró al fiscal porque era pariente de un candidato. Toda una cosa que en el momento te afecta. Es más, hasta muchas veces los prejuicios te sacan de la cancha y después no tenés oportunidad… por supuesto que hoy están usando esta herramienta porque quieren que la gente se olvide de los cuatro años del desastre que hicieron en Argentina, porque fue el gobierno más nefasto de la democracia, y después con estas cosas tratan de interpelar al ciudadano para que al momento de votar pierda la valoración de cosas que realmente importan en la Argentina.

—¿Le preocupó la causa de contratos truchos legislativos, siendo que usted fue presidente del bloque de senadores del PJ, en el período Urribarri-Cáceres y fue uno de los legisladores más beneficiados en la distribución mensual de los contratos?  Según la remisión a juicio realizada por los fiscales Arramberri y Yedro, usted tenía diez veces más contratos que el resto de sus compañeros de bancada. Eso está consignado e incluso con una planilla de Excel, en la página 84 y 85 de la remisión a juicio, que son más de 500 páginas ¿Leyó esa remisión a juicio? 

—No, nunca la leí. Además, nosotros en el Senado de la provincia, cuando sos senador o presidente de bloque tenés un cupo para contratar asesores, para trabajar políticamente en el territorio. En el bloque figuraban contratados de otros senadores también.

—¿Cuánto interviene su padre Juan Carlos Cresto en su campaña política? 

—Mi padre es presidente del PJ en Concordia y por supuesto que hoy el Partido Justicialista es parte de la campaña, está trabajando fuertemente con todo el Concejo Departamental y en Concordia están militando y trabajando para llevar la propuesta a toda la provincia. Nos dividimos, él está en Concordia.

—Sobre las dos empresas que tenía registrada a su nombre. Una, creada en el 2009, llamada Eventos del norte SA (ligada al negocio turístico) y la otra, creada en el 2000, era de comunicación y publicidad ¿Las sigue manteniendo?

—Una no, que estaba más vinculada a la gastronomía, y la otra la Guía Local quedó como una página web que por supuesto entre el macrismo y la pandemia… la arrancamos en el 200 y llegamos a tener franquicias en varios lugares, tuvimos un juicio grande contra Telecom, mi mujer estaba más al frente de la empresa, trabajamos muchísimo en el rubro de publicidad.

—¿Cuánto ha hablado todo este tiempo con su hermana, Mayda Cresto, para seguir ese camino?

—Mayda cuando aceptó ser candidata en la lista de Gustavo Bordet en 2017 ella le dijo que los cuatro años iba a trabajar para la agenda de Entre Ríos y voy a votar lo que necesites para la provincia y ha votado todo, por supuesto que en el tema del aborto tuvo una postura diferente, pero ella es más ejecutiva, hizo un trabajo como legisladora, recorre el territorio pero ella estuvo al frente del Inaubepro, hizo un gran trabajo, y se siente más cómoda trabajando con equipo y en el lugar ejecutivo. Fuente: analisisdigital