La indagatoria a Macri dividió aguas en Juntos por el cambio

Mientras los militantes del PRO se apersonaron en la ciudad de Dolores para apoyar al ex mandatario en su comparecencia en el juzgado, la UCR realizó un acto en Ferro en homenaje a Raúl Alfonsín, como demostración de fuerza. 

El llamado a indagatoria a Mauricio Macri en la causa judicial que investiga el espionaje ilegal a familiares de los tripulantes del ARA San Juan desnudó otra vez las diferencias de Juntos por el Cambio (JxC), con presencias y ausencias en la convocatoria a la ciudad de Dolores, mientras que la UCR hizo su propio acto en Ferro con el objetivo de mostrar peso específico dentro de la coalición.

La indagatoria dispuesta por el juez Martín Bava, postergada finalmente para el miércoles 3 de noviembre próximo, derivó en un acto político en respaldo a Macri, quien fue arropado por las principales figuras del partido PRO que se acercaron hasta Dolores para solidarizarse con él, e incluso lo trataron como un perseguido.

Por contraste, lo que más llamó la atención en esa jornada fue la ausencia de referentes de la Coalición Cívica (CC)y la UCR, lo que dejó en evidencia que ni la CC ni el radicalismo se sienten cómodos con las llamadas a movilizarse en apoyo de Macri cuando este debe declarar en la Justicia.

Para algunos dirigentes, la consecuencia de ese tipo de convocatorias es que se termina actuando «en espejo» con el Frente de Todos (FdT), en particular del kirchnerismo.

Esa postura fue expresada por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien cada vez oculta menos su aspiración de competir por la Presidencia en 2023.

«Toda mi solidaridad con Mauricio Macri pero con las marchas en apoyo parece que somos como el kirchnerismo. Me preocupa que actuemos como espejo», declaró el mandatario jujeño para expresar el sentir del partido centenario frente a la reivindicación política de la figura de Macri.

Morales, que en 2019 logró su reelección y este año ganó las legislativas de su distrito, es uno de los representantes del radicalismo que viene impulsando al resto de la dirigencia partidaria a disputar espacios dentro de JxC para redefinir los términos de la convivencia con el PRO.

El jujeño suena como posible candidato presidencial para dentro de dos años, aspiración en la que también están anotados el neurocirujano Facundo Manes y el candidato a senador por Mendoza Alfredo Cornejo, hoy diputado.

El propio Manes también había señalado lo mismo días atrás, cuando Macri se había negado a comparecer ante el juez de Dolores.

«Me parece que se debería presentar como cualquiera de nosotros», replicó el neurólogo en ese momento, y aclaró que pese a no ser abogado entendía que la disposición a prestar declaración tras un requerimiento judicial era una actitud que hace a la «ejemplaridad».

«Una de las cosas que necesitamos es ejemplaridad, y si a cualquiera de nosotros nos convocan, tenemos que ir, por más que sea injusta la causa», puntualizó Manes.

Esa definición no resultó simpática para el ala dura del PRO, como lo reflejó el posteo que le dedicó en aquel momento el diputado Fernando Iglesias: «Qué macanudo, ese muchacho. Ahora no es momento porque hay que ganar las elecciones, pero que se quede tranquilo. No lo vamos a olvidar», tuiteó.

El acto de la UCR

La postergada indagatoria a Macri en Dolores del último jueves coincidió con la convocatoria realizada por el radicalismo en homenaje a los 38 años del triunfo de Raúl Alfonsín, del 30 de octubre de 1983, actividad realizada en el microestadio del club Ferro bajo un eslogan que adjudicaba a la UCR haber «vuelto a la cancha» de la puja por el poder.

En términos prácticos, el acto en el tradicional club del barrio porteño de Caballito se convirtió en una demostración de fuerza rumbo a 2023: fue un mensaje al PRO para decirles que disputarán con varios candidatos propios la candidatura presidencial de JxC, explicaron fuentes del radicalismo.

Según esas voces del partido, el millón y medio de votos que obtuvo Manes en la provincia de Buenos Aires, con los que colaboró con el triunfo de la lista de Juntos en las PASO, envalentonó al radicalismo, que también festejó en los últimos tiempos el holgado triunfo del correligionario Gustavo Valdés en Corrientes, donde logró ser reelecto como Gobernador.

En Ferro, el radicalismo hizo una fuerte reivindicación de su identidad aunque en paralelo también hubo señales de que la convivencia dentro de JxC se puede tensar pero no quebrar.

La estrategia de endurecer pero sin rupturas de ningún tipo tuvo su expresión en el discurso que el titular de la UCR en la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad, pronunció el jueves en Caballito, donde aclaró que si bien el radicalismo es frentista y quiere colocar un presidente propio en 2023, la discusión será puertas adentro de JxC, ya que «un solo partido no puede gobernar la Argentina».

En los pasillos de Ferro, y en el marco de la interna radical, se habló mucho de los «radicales larretistas» que no formaron parte del mitin, entre ellos el senador Martín Lousteau (JxC-CABA) y el economista Martín Tetaz, segundo candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires de la lista que encabeza María Eugenia Vidal.

En tanto, los «boinas blancas» tienen que resolver antes de fin de año otra definición electoral que está pendiente, pero en este caso para renovar la conducción del Comité Nacional, hoy a cargo del mendocino Cornejo.

De momento, quien ya salió a pasear su intención de postularse para ese puesto es el mandatario jujeño, quien está realizando una gira por todo el país para buscar apoyos.

Morales ya logró el respaldo del propio Abad, mientras este fin de semana estará en La Pampa y en Córdoba para respaldar a los candidatos de la coalición y para sumar votos de delegados con la intención de que lo encumbren al frente del partido.

A pesar de estas internas, la campaña ingresa en fase de cuenta regresiva y radicales y macristas encaran el último tramo con actos y recorridas conjuntas.

El tándem con más visibilidad lo integran Manes y Diego Santilli en el distrito bonaerense, que siguen compartiendo actividades y preparan un cierre de campaña para el jueves 11 de noviembre en un acto con «fuerte impronta nacional», según informaron a Télam desde el comando de campaña de JxC.

El cierre consistirá en un acto en el que Santilli y Manes, como principales oradores, tendrán la centralidad, aunque se buscará trascender desde la provincia de Buenos Aires al resto del país con la presencia de los referentes nacionales de la coalición opositora. Fuente: telam