El Papa, afectado por inflamación en una rodilla: pidió por la paz en Ucrania

Tiene inflamado un ligamento en la rodilla que le obliga a reducir sus movimientos, aunque calificó a la dolencia como “algo pasajero”. Por otra parte, pidió que prevalezca la paz en Ucrania: «Nunca más guerra», exclamó.

El papa Francisco informó hoy que tiene inflamado un ligamento en la rodilla que le obliga a reducir sus movimientos, aunque calificó a la dolencia como “algo pasajero”.

“Me han dicho que le pasa sólo a los viejos, así que no sé por qué me ha pasado a mi», bromeó el pontífice, de 85 años, durante la Audiencia General de este miércoles en el Vaticano.

La inflamación de rodilla le impidió al Papa hacer el tradicional saludo a los fieles presentes en el Aula Pablo VI del Vaticano y se limitó a darles la mano a los religiosos presentes en torno al escenario.

A mediados de enero, Jorge Bergoglio ya había tenido que leer un discurso sentado ante un grupo católico por molestias en la pierna.

«Nunca más guerra»

Por otra parte, Francisco pidió rezar por la paz en Ucrania y para que «entre los responsables de la Tierra» prevalezca «el diálogo y el bien común», antes de lanzar un llamamiento: «Por favor, nunca más la guerra», al final de la audiencia general celebrada en el aula Pablo VI.

El pontífice intenta con su exhortación reducir las tensiones en la actual disputa entre Rusia, que exige a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que frene sus operaciones en Europa del Este, y las potencias occidentales, que acusan a Moscú de una eventual invasión ante el incremento de su presencia militar en la frontera con Ucrania y en Bielorrusia.

«¡Por favor, nunca más guerra!», imploró Francisco y añadió que Ucrania «es un pueblo que sufre; han pasado hambre, han sufrido mucha crueldad y merecen la paz».

El líder de la Iglesia católica pidió orar por la paz y para que entre los líderes de la tierra «prevalezca el diálogo y se anteponga el bien de todos a los intereses partidistas», dijo al término de la audiencia general.

Pido «al Señor con insistencia que esa tierra pueda ver florecer la fraternidad y supere las heridas, los miedos y divisiones», manifestó según las declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

El domingo pasado Francisco confesó que seguía «con preocupación» las crecientes tensiones en Ucrania y convocó una jornada de oración por la paz para mañana.

«Sigo con preocupación el aumento de las tensiones que amenazan con asestar un nuevo golpe a la paz en Ucrania, y ponen en cuestión la seguridad del continente europeo, con repercusiones cada vez más amplias», advirtió tras su oración dominical del Ángelus, en la Plaza de San Pedro.

Rusia desplegó más de 100.000 soldados en la frontera con Ucrania, lo que genera temores de una invasión inminente, algo que el Kremlin niega.

Por su parte, varios países occidentales anunciaron el envío de tropas y material militar a Ucrania en los últimos días, y la Casa Blanca informó el lunes que ordenó el estado de alerta «elevada» a 8.500 soldados que mantiene desplegados en sus bases europeas. Fuente: eloncedigital.com