Los drones turcos son una de las claves en la resistencia ucraniana contra la invasión rusa

El gobierno de Ucrania compró por primera vez los Bayraktar TB2 a la empresa turca Baykar. Este negoció enfureció a Vladimir Putin y enturbió las relaciones entre Moscú y Ankara.

La resistencia ucraniana contra el poderío militar ruso asombra al mundo. El ejército del país europeo, e incluso sus propios ciudadanos, han logrado por el momento frustrar los planes del presidente Vladimir Putin. Esto lo han hecho en parte gracias al buen uso del armamento que tienen, como los drones que compró el gobierno ucraniano a Turquía.

Este lunes, Ucrania atacó un convoy militar ruso que transportaba combustible. La operación fue exitosa y fue ejecutada con un dron Bayraktar TB2. Estos aviones no tripulados permiten que naciones que no pueden costear flotas de aviones modernas puedan realizar ataques aéreos con un costo relativamente bajo.

El Bayraktar TB2 es una aeronave no tripulada pero armada con misiles, que se ha convertido en la estrella de la exportación turca, con efectos geopolíticos en toda la región.

El aparato, un avión monomotor con una característica aleta triangular en la cola, es el producto principal de la empresa Baykar, fundada en 1984 por el ingeniero Özdemir Bayraktar, fallecido en 2021 y dirigida por sus hijos Haluk Selçuk.

Bayraktar TB2 presenta un diseño monocasco e integra una estructura de cola en V inversa. El fuselaje está hecho de fibra de carbono, Kevlar y compuestos híbridos, mientras que los segmentos de unión constituyen piezas de aluminio mecanizadas con control numérico computarizado (CNC) de precisión, informó Bloomberg.

Cada sistema Bayraktar TB2 consta de seis vehículos aéreos, dos estaciones de control en tierra, tres terminales de datos en tierra, dos terminales de video remotas y equipo de apoyo en tierra.

La carga útil máxima del Bayraktar TB2 supera los 55 kilogramos. La configuración de carga útil estándar incluye un módulo de cámara electroóptica, un módulo de cámara infrarroja, un designador láser, un telémetro láser y un puntero láser.

Hasta el año pasado, 13 países habían comprado los drones armados de Baykar, entre los cuales están Qatar, Polonia, Azerbaiyán, Libia, Turkmenistán, Marruecos y, como ya se mencionó, Ucrania.

“Los drones turcos se han utilizado con éxito en SiriaLibia Karabaj; funcionaron mucho mejor que un armamento pesado y caro. Y esa era la mejor publicidad. Un caza F-35 cuesta 120 millones de dólares; para este precio puedes comprar 30 drones TB2″, explicó tiempo atrás el general retirado Güray Alpar, presidente del centro de análisis SDE, en conversación telefónica con la agencia EFE.

En 2019 Ucrania inició su compra con los primeros 20 Bayraktar TB2. El contrato inicial fue de 69 millones de dólares e incluyó la venta de munición para las aeronaves no tripuladas.

Las ventas de drones a Ucrania han despertado la furia en Vladimir Putin, y han tensionado la relación de Moscú con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Putin ha condenado el uso de los drones por parte de Ucrania en conversaciones con Erdogan. En una llamada telefónica del 19 de noviembre de 2021, el canciller ruso Serguéi Lavrov advirtió al ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, que tomara la “militarización” de Ucrania por parte de Turquía “lo más en serio posible”.

Y es que una de las alianzas más importantes que ha sabido forjar el presidente Volodimir Zelensky ha sido con Erdogan. Desde que el mandatario ucraniano llegó al poder en el 2019 se ha reunido al menos cinco veces con el presidente turco.

Las Fuerzas Armadas de Ucrania continuarán aumentando las tácticas y métodos de uso de combate de Bayraktars para disuadir la agresión rusa y proteger los intereses de Ucrania”, dijeron recientemente las autoridades de Kiev antes de la invasión rusa. Fuente: infobae