CIC-Bomberos – Carta abierta a la sociedad de Nogoyá. Bloque de Concejales Justicialistas

Desde hace ya un tiempo largo, nuestra ciudad se encuentra atravesada por una situación que ha tenido sus idas y vueltas en opiniones y posturas pero que no ha obtenido soluciones concretas sobre la situación actual de CIC y de los Bomberos Voluntarios de Nogoyá.

Desde el Bloque de Concejales Justicialistas, entendemos que en primer lugar deben ponerse algunas cuestiones en claro. En primer lugar, NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE, puede discutir o cuestionar la importancia de una institución como Bomberos Voluntarios. Son ellos quienes muchas veces salen de sus casas a socorrer a quienes lo necesitan y han puesto por encima de sus vidas, las de los demás. Trabajo y vocación que no solo se ha demostrado en nuestra ciudad, sino también en catástrofes como lo fueron los incendios de las Islas del Delta del Paraná y los incendios en Corrientes días atrás. Pero también debemos revalorizar lo que el CIC es para nuestra ciudad y vecinos. Este Centro Comunitario que llegó en su momento a la ciudad a través de un programa nacional para dar respuesta a una demanda de necesidad de los vecinos de la zona. Hoy en día, el CIC es el lugar al que asisten muchos nogoyaenses para resolver y atender distintas temáticas.

El camino hasta acá ha sido largo, pero necesitamos una respuesta con ACCIONES CLARAS, que bien puede darse trabajando de manera conjunta y articulada. Es por eso que presentamos como una solución posible la siguiente:

– Como primera cuestión instamos al Departamento Ejecutivo Municipal, que gestione los fondos necesarios para adquirir el terreno donde está emplazado el CIC. Asimismo, nos ponemos a disposición para colaborar con las gestiones correspondientes, en el caso que el DEM lo considere necesario.

– Segundo peticionamos a Bomberos Voluntarios acceda a dicha acción, es decir al pago justo y retribución correspondiente del valor del terreno, cediendo el valor de lo edificado en pos de la sociedad de Nogoyá quien es la beneficiaria directa de los servicios allí prestados. –

– Tercero, proponemos formar una mesa de conciliación para poder en forma pacífica, eficaz e inmediata solucionar un problema que pone en vela a toda la sociedad.-

Debemos estar por encima de todas individualidades políticas, nuestros deseos personales; es momento de actuar y no seguir fomentando esta división de la sociedad que ha tomado postura por una u otra «vereda» de este conflicto. Es momento de entender que todos acompañamos, necesitamos y valoramos tanto al CIC como a nuestros Bomberos Voluntarios.

Sin otro particular nos despedidos atte a toda la sociedad, dejando asi una propuesta concreta desde nuestro humilde lugar como representantes del pueblo.-