Agresores de Tiziano Gravier aceptaron su culpabilidad y acordaron condena

Los atacantes del hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier están detenidos con prisión preventiva. Acordaron firmar su condena en un juicio abreviado. El miércoles tienen una audiencia.

A un mes del brutal ataque que sufrió Tiziano Gravier en Rosario, los agresores del hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier reconocieron su responsabilidad en el hecho y este miércoles van a firmar su condena en un juicio abreviado.

Por el caso, ocurrido en la madrugada del 4 de junio, están detenidos con prisión preventiva Jesuán M. (26) y Franco Z. (27), por el delito de lesiones dolosas graves.

El ataque en la puerta de un boliche derivó en dos operaciones por fractura de mandíbula y una fisura en la boca. El caso impulsó la investigación de un posible hecho de discriminación.

Ahora los dos agresores aceptaron su culpabilidad en el episodio y acordaron firmar una pena de 3 años de prisión en suspenso más ciertas pautas de conducta, según dijo Germán Pugnalosi, abogado de la familia Mazza-Gravier. La audiencia está prevista para este miércoles a las 15.

Tiziano es integrante del equipo argentino de esquí, fue abanderado de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Lausana 2020 donde obtuvo el mejor resultado individual para un atleta nacional y se consagró varias veces como campeón argentino y sudamericano. Estudia Negocios Digitales en la Universidad de San Andrés donde cuenta con un programa especial para deportistas de alto rendimiento.

El joven relató los detalles del episodio que sufrió. «Habíamos ido a pasar el fin de semana a Rosario por el cumpleaños de mi abuela. Llegamos el sábado a la tardecita, jugamos a la generala en familia y cenamos con mis tíos y primos. Después, salimos a pasarla bien en plan de primos con sus respectivas novias y novios. Fuimos a un boliche y a la salida, antes de volver a casa, con mi hermano pasamos por otro a buscar a unas amigas», indicó al diario Clarín.

Y siguió: «Cruzamos la calle y de repente escucho que alguien a mi derecha me dice ‘Ey, Tincho’. Cuando lo miro, me como un golpe de imprevisto y el único instinto que tuve fue sacar a Benicio de ahí. Vi que intentaban atacarlo, pero recuperé el equilibrio y alcancé a empujar al agresor y salimos corriendo. En ese momento, no sentí tanto el dolor por la adrenalina, pero estaba escupiendo sangre y sabía que tenía la mandíbula rota».

Sobre la recuperación de las lesiones y las operaciones en la mandíbula, dijo: «Los primeros diez días fueron los más difíciles anímicamente. Me frustró haber perdido la pretemporada, pero intenté pensar más en el día a día y en cómo me iba sintiendo para acelerar el proceso de recuperación lo máximo posible. Estuve angustiado y atravesé un ciclo de altos y bajos hasta que entendí mi nueva realidad. Me apoyé mucho en mi familia y amigos», dijo.

Durante esa charla, Tiziano contó que se reincorporó a la facultad, retomó el entrenamiento con actividades de menor impacto y pudo retomar la asistencia a eventos públicos en familia.

A la vez, dijo que tiene como objetivo recuperarse y entrenar a fondo para llegar a la competencia de esquí, que empieza el 5 de agosto (en Villa la Angostura). «Voy a necesitar dos o tres semanas de entrenamiento previo y dependerá de mi evolución poder viajar al sur a mitad de julio», afirmó. Fuente: eloncedigital.com