Por los incendios en el Delta, persiste el humo en Ciudad de Buenos Aires y norte del Conurbano

Un intenso humo persiste sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y en el norte del Conurbano bonaerense a causa de los incendios en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, donde este fin de semana se quemaron más de 15.000 hectáreas, según el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario.

Tras algunas consultas, los especialistas contestaron las preguntas de los usuarios de las redes sociales confirmando que se trata de un cambio en la rotación del viento que produjo que el fenómeno llegara hasta el AMBA y que es por los incendios en las Islas del Delta del Paraná.

«El humo, que llegó a CABA, no es solo una incomodidad, la OMS señala que la contaminación del aire conlleva efectos en la salud incluso en concentraciones muy bajas; de hecho, no se ha podido identificar ningún umbral por debajo del cual no se hayan observado daños para la salud», escribió en Twitter el abogado ambientalista Enrique Viale. En tanto, debido a la poca visibilidad, se reportaron demoras en diversas autopistas por la poca visibilidad.

Según el último informe del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, todavía quedan nueve focos activos y uno de ellos se pudo localizar cerca de la Autopista Rosario-Buenos Aires.

«Es impresionante lo que sucede. Al lado de la traza vial a que va hacia Victoria detectamos 2.500 hectáreas que se están incendiando. A la altura de San Lorenzo hay unas 200 hectáreas más que están incipientemente encendidas», comentó Matías De Bueno, titular del Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario.

Y agregó: «Más al sur, a la altura de Villa Constitución, tenemos 10 mil hectáreas que se activaron con cientos de focos pequeños, a tal punto que en un día se pasó de 100 hectáreas a 5 mil durante el primer día. Y luego se llegó casi hasta 10 mil en esa zona»

«Frente a San Nicolás hay unas 1.500 hectáreas encendidas. Desde San Pedro hacia al sur hay una gran cantidad de focos de incendios, que van desde las 700 hectáreas hasta las mil o dos mil hectáreas a lo largo de todo el humedal. Esto está rozando lo que es un terrorismo ambiental».

El lunes la Policía de Entre Ríos detuvo a tres personas que serían los responsables de iniciar uno de los focos en las islas del Delta que, desde su comienzo, ya quemó más de 10 mil hectáreas.

Aunque todavía no fueron indagados, la familia sostiene que son apicultores de la zona que estaban haciendo un «contrafuego» para proteger sus colmenas del avance de las llamas. Fuente: informedigital.com.ar