La UIER destacó que el programa de promoción del empleo también beneficia a las pequeñas industrias

El secretario de la Unión Industrial destacó que la propuesta «es un viejo anhelo» de esa institución

El secretario de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Eduardo Tonutti, destacó que la propuesta del Programa de Promoción del Empleo Industrial Entrerriano «es un viejo anhelo” de esa institución, y aclaró que también beneficia a las pequeñas industrias. Sostuvo que el objetivo es fortalecer el agregado de valor a la producción primaria de la provincia.

Precisó que esta propuesta “surge de la última visita que le hicimos al gobernador donde hablamos distintos temas, siempre preocupado por el sector industrial, para ver como generamos valor agregado y como generamos empleo privado«.

Dijo que “a raíz de eso nos pusimos a trabajar con el ministerio de Economía y surgió el decreto que creó el programa de Promoción de Empleo Industrial de Entre Ríos».

Destacó que fundamentalmente lo que se “busca es equiparar un desbalance que hay con la Región Centro”. “Entre Ríos tiene por cada empleo privado un empleado público, pero Santa Fe y Córdoba tienen medio empleo público por cada empleo privado”, describió y agregó: “lo que está faltando es empleo privado. Tenemos que ir en esa dirección”.

Tonutti dijo que «obviamente nosotros nos ocupamos de nuestro sector que es el industrial, y creemos que hay mucho por crecer. El sector industrial tiene mucha potencia en Entre Ríos. Nadie va a negar que el sector agropecuario, el del campo, es el que más genera recursos. Pero está el otro tema, el valor agregado, el empleo privado, el empleo de calidad para que las regiones se dinamicen y realmente Entre Ríos se desarrolle».

El empresario resaltó que la propuesta rige a partir de agosto, y aclaró que el beneficio no sólo alcanza a “las grandes empresas”, porque también “una industria es una panadería”. “Solamente tiene que estar registrado como industria a nivel provincial y de esas hay muchas; alguna pequeñas metalúrgicas, muchas pymes», recordó.

Puntualizó que «Entre Ríos tiene muy pocas empresas grandes”, y que “generalmente son todas pymes chicas”. “Creemos que esto va a ayudar muchísimo a que ese empleador se decida a sumar un empleado más, porque vendrá a bajarle ese costo laboral que siempre se habla en Argentina que es demasiado alto y que por eso se genera pocos empleos. Va en esa dirección», acotó.

Además, el programa busca “generar un efecto positivo en la decisión que tienen que tomar las empresas, fundamentalmente las empresas chicas. Para las empresas grandes el hecho de un porcentaje de salario mínimo vital creo que no le va a cambiar mucho los números, pero si a esa pequeña empresa que hoy están progresando, que está sumando algún empleado más, está dirigido a ellos».

Recordando que la vigencia del programa es anual (hasta el 31 de julio de 2023) y que el plazo límite de inscripción es el 31 de enero próximo. “Cada industria buscará el operario que le sirva para su actividad. Recibirá un porcentaje del salario mínimo vital y móvil, que se actualiza constantemente, según la escala que tenga esa pyme en el nivel nacional y según el número de empleados que se va sumando”, subrayó.

Cuantitativamente, el plan es generar 1.500 nuevos puestos de trabajo en industrias de la provincia, aunque el concepto va más allá. “La intención es que la industria se dinamice. Sabemos perfectamente que hay que generar valor a todo lo que produce Entre Ríos, que es una provincia riquísima. Las pequeñas y las grandes industrias dependen entre sí y tenemos que lograr un círculo virtuoso”, alentó, celebrando que “el gobernador Gustavo Bordet, el ministro de Economía, Hugo Ballay y la Secretaría de Producción (ahora bajo la órbita de este) “hayan escuchado la propuesta”. Fuente: ahora.com.ar