El humo, un problema de todos

Bordet expresó «ausencia» del Ministerio de Cabandié. Éste le respondió que estaba «nervioso» y lo acusó de no otorgarle información catastral. Fiscal podría acusar a Entre Ríos por daños a la salud. Frigerio pidió acción a Nación.

Las quemas en las islas del Delta entrerriano persisten y el humo torna irrespirable el aire en gran parte del sur santafesino, con Rosario como epicentro de los reclamos. Este miércoles el gobernador Gustavo Bordet expresó que hay «ausencia» del ministerio de Ambiente que conduce Juan Cabandié. Éste le respondió que estaba «nervioso» y lo acusó de no otorgar datos sobre los terrenos que se incendian periodícamente. Frigerio pidió acción al gobierno nacional. Un fiscal santafesino citó a una audiencia a las autoridades entrerrianas.

Bordet y Cabandié volvieron a cruzarse por el combate a los incendios en la zona de islas del río Paraná que afectan el ecosistema y cubren de humo a Rosario y otras ciudades costeras.

Esta vez, primero fue el gobernador entrerriano quien ante la prensa expresó que existe “una ausencia muy notoria del Ministerio, que no se está haciendo cargo de la situación y que está poniendo excusas y pretextos y mirando para otro lado”.

“Estamos pidiendo tener una coordinación con el Ministerio de Ambiente de Nación que hasta ahora fue infructuosa. Fue imposible ponernos de acuerdo en un plan estratégico para combatir el fuego. Pareciera mentira: no hay una acción coordinada, ni siquiera un contacto establecido”, reprochó Bordet

Por su parte, Cabandié respondió también ante los medios, donde acusó al Gobierno entrerriano de no prestar colaboración y afirmó que Bordet está “nervioso”

“Le he pedido que dé (los datos de) Catastro a la Justicia para que determine quiénes son los que están prendiendo (fuego) recurrentemente», declaró en el canal A24, donde alegó: «Se los pedí 800 veces y en todos los idiomas” sin que hayan llegado