Bienes Personales: los cambios tras las modificaciones aprobadas en Diputados

El mínimo no imponible subirá de $2 millones a $6 millones. Pero aumentan las alícuotas para los patrimonios más altos. Resta la sanción en el Senado. Hay un compromiso de que esa sesión se haga el 29 de diciembre.

El oficialismo logró este martes aprobar en la Cámara de Diputados los cambios en el impuesto a los Bienes Personales con varias modificaciones respecto al proyecto original que venía de la Cámara de Senadores. La iniciativa deberá ser avalada por el Senado.

Según detallaron diputados del oficialismo, hay un compromiso de que esa sesión se lleve adelante el próximo 29 de diciembre. La fecha es clave porque se requiere su aprobación definitiva antes de fin de año para que tenga vigencia en el ejercicio fiscal de 2022.

Los cambios aprobados por la Cámara de Diputados

– Se sube el mínimo no imponible de $2 millones a $6 millones y de $18 millones a $30 millones para inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente, como estaba previsto en el proyecto aprobado en octubre pasado por el Senado.

– Ambos montos se ajustarán anualmente por la inflación (IPC) correspondiente a octubre del año anterior al del ajuste respecto al mismo mes del año previo. Para el Período Fiscal 2022 se tomará la variación entre octubre de 2022 y octubre de 2021. Según datos del oficialismo y de la oposición, este cambio beneficia a unos 500.000 contribuyentes que dejarán de pagar el impuesto o que no comenzarán a tributar en 2022.

– Se incrementa la alícuota máxima para bienes en el país de 1,25% a 1,5% para el caso de patrimonios mayores a los $100 millones. Según detalló el diputado Carlos Heller, esta suba abarcaría a unos 16.000 contribuyentes. “No se actualiza los tramos de las escalas del impuesto entre el 0,5% y el 1,25%. Se mantienen en valores de 2019, en cuanto a montos. Esta situación genera que se deba pagar una alícuota mayor por el sólo hecho de incrementarse el valor nominal de los bienes por efecto de la inflación”, destacó el tributarista Sebastián Domínguez.