Bordet trabaja nuevas medidas para el año que viene: «El 2022 será un año de mucha gestión»

El mandatario adelantó algunos de sus objetivos para el próximo año. Habló de la relación con el Presidente y la «solidez» de las cuentas

De cara al fin de año, el gobernador Gustavo Bordet adelantó que trabaja en una serie de medidas para impulsar la economía y la calidad institucional de la provincia. También se refirió a la relación de los gobernadores con el presidente, y a la solidez de las cuentas públicas de Entre Ríos.

El 2022 será un año de mucha gestión. Pondremos todo el esfuerzo y trabajo para cumplir con nuestros compromisos”, afirmó Bordet en vistas al año que comenzará pronto. Su objetivo es “fijar políticas públicas que trasciendan las gestiones de gobierno y tengan continuidad en el tiempo”, explicó.

El mandatario provincial reiteró que está trabajando en propuestas para los próximos dos años de gestión. “Muchas tienen que ver con calidad institucional, otras con desarrollo de la provincia”, sostuvo. Algunas las dará a conocer el 15 de febrero, en su mensaje anual a la Asamblea Legislativa.

Entre los pilares de esa estrategia que se propone, Bordet pone en primer lugar la relación entre la ciencia, la tecnología y la salud.

Mencionó la construcción del laboratorio de medicamentos en conjunto con el Instituto Autárquico Provincial del Seguro (IAPSER). Se trata de un proyecto importante que estará emplazado al lado del Centro Provincial de Convenciones. Además habló del trabajo con Centro de Medicina Nuclear (Cemener). “Me interesa apoyar mucho a la ciencia y a la tecnología”, indicó en esa línea. Además, destacó “el fortalecimiento del sistema de salud provincial a través de las inversiones que realizamos para enfrentar la pandemia” y, en vistas de lo que será la salida de la emergencia sanitaria, adelantó que le dará un renovado impulso al “reequipamiento del sistema sanitario”.

Por otra parte, Bordet volvió a insistir en la importancia de “consolidar un vínculo con el sector privado de la provincia”, para favorecer “el desarrollo económico”. Unió ese objetivo con la decisión de “generar inclusión social” en ese proceso de transformación, y lo vinculó con la necesidad de “dinamizar la economía social”. “Tenemos que alcanzar un ida y vuelta que sea positiva y permita crecer en armonía”, dijo e hizo énfasis en la centralidad de “afianzar el vínculo que tenemos con el sector privado de la provincia para consolidar el crecimiento de Entre Ríos”.

Punto de partida

No obstante, el mandatario provincial recordó cuál era la situación de la provincia al llegar al iniciar su primera gobernación. «Tuvimos momentos muy complejos en la gestión anterior”. Recordó que le tocó asumir con “un déficit estructural muy importante” y que el gobierno nacional de Cambiemos “no generó para las provincias, y también para Entre Ríos, herramientas para que puedan ser autosustentable”.

Frente a ello “tuvimos que consolidar deuda”. “Todo lo que era deuda de vencimiento a corto plazo, como las letras que vencían a 30, 60 días, y restructurarlo con la emisión de un bono que el año pasado restructuramos”, detalló Bordet y sostuvo que “esto nos permitió tener previsibilidad y trazabilidad”.

“Hoy la provincia está ordenada, con números positivos. Estamos trabajando sobre cuentas sólidas y podemos afrontar todos los compromisos que tenemos», subrayó.

Sin embargo, se refirió con mayor detalle a la discusión de la deuda en moneda extranjera. Recordó que se trató de “una negociación muy dura” la que tuvieron que mantener con los tenedores privados. Pero que, “hicimos valer la posición entrerriana”.

“Incomprensiblemente algunos dirigentes de la oposición nos cuestionaron porque nos interpusieron una demanda judicial. Pero nosotros estábamos tratando de negociar con mayor fortaleza esa deuda para aumentar el plazo y reducir la tasa de interés», diferenció, y concluyó: «y la verdad es que lo logramos”.

En ese marco, resaltó la “previsibilidad” que se alcanzó con la renegociación de la deuda. También aclaró que “con el ordenamiento que tiene hoy la provincia, en el futuro se va a poder hacer pago a los compromisos”.

“De todos modos, el gobernador o la gobernadora que venga va tener la posibilidad de volver a renegociar, reestructurar y diferir en el tiempo. Así es como se tratan las deudas. Al vencimiento de capital nuevamente se renuevan las condiciones, se extienden los plazos y esto se hace habitualmente. Lo hizo Córdoba que tiene bonos emitidos mucho antes. Lo hacen otras provincias y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo», puntualizó.

«No es que acá se deja una herencia, una carga a la gestión que viene. De ninguna manera. Está siempre la posibilidad de ir reestructurando permanentemente la deuda y hoy Entre Ríos tiene una posición financiera realmente muy buena, que además se sostiene con aumentos salariales que están igual o por encima de la inflación y un nivel de obra pública con fondos propios como nunca se vio”, indicó Bordet.

“De los seis años este fue el que más se invirtió en obra pública con fondos provinciales», aclaró y luego indicó que de acuerdo a lo conversado con la administradora Nacional de Vialidad, «Entre Ríos es la tercera provincia argentina en inversión propia con fondos para rutas y caminos. Apenas 50 millones por debajo de Santa Fe. Está primero Buenos Aires, después Santa Fe y le sigue Entre Ríos».

Por último, y en vistas del ordenamiento de la administración pública que impulsa su gestión, adelantó que “se presentará un paquete de medidas para ir corrigiendo las asimetrías que se advierten en la Caja de Jubilaciones”. “Espero tener acompañamiento, y también escucho propuestas», deslizó.

Sobre este punto propuso corregir algunas imperfecciones. «Hay que hacerlo porque hay cosas que son muy injustas”.

«Para mí el que gana más de 200.000 pesos no puede aportar lo mismo que el que cobra un salario mínimo. No es equitativo. Quien gana más tiene que aportar más a la Caja. El aporte es del 16 por ciento para todo el mundo”, fundamentó, y entendió que «desde determinado nivel remunerativo, tiene que haber un aporte mayor para reducir el déficit”.

“A esas asimetrías hay que corregirlas”, insistió. “Doy mi opinión y también se la pido a dirigentes de la posición, porque en este tiempo nunca vi un proyecto para modificar algo que sea injusto o que esté mal en ese organismo”, aclaró Bordet.

No obstante, el mandatario se detuvo y recordó que “no podemos reformar una ley si no convocamos a los gremios y a los interesados. Creo que debemos darnos un debate franco y sincero. Yo puedo seguir tranquilamente seguir los dos años que quedan. No me cambiará nada. Se aumentará el déficit, pero yo tengo el deber de hacer las correcciones necesarias para que la Caja sea sustentable porque de lo contrario no lo será en un futuro, con un déficit que tiene una progresión geométrica en su crecimiento”.

“En esto necesitamos de la franqueza en el debate, tanto del oficialismo como el de la oposición, como así también de las organizaciones gremiales. Acá no se trata de recortar derechos y cercenar ningún derecho adquirido, si no corregir asimetrías», concluyó.

Aumentos salariales y la sustentabilidad del IOSPER

En ese marco, Bordet se refirió a la negociación salarial con los gremios de trabajadores del Estado. «Tenemos un compromiso y lo vamos a cumplir. Ningún trabajador público de la provincia de Entre Ríos va a ganar menos de lo que surge de la inflación del año 2021. Y esto lo estamos cumpliendo”, ratificó.

Insistió con el reciente otorgamiento de un “aumento del 7 por ciento para compensar lo que faltaba hasta octubre”, y volvió a manifestar que “una vez que se conozca la variación inflacionaria de noviembre y diciembre vamos a ajustar nuevamente los salarios para que estén al mismo nivel que la inflación». «Este aumento va a ser para toda la administración pública, incluido el sector docente. En febrero vamos a liquidar lo que surja de la inflación”, insistió.

En otro párrafo habló de la recuperación de la totalidad de los aportes patronales para la obra social de los trabajadores del Estado, Iosper. “En 1994, con el entonces gobernador Moine, le sacó un 2 por ciento de los aportes patronales a Iosper, y generó un gran desfinanciamiento de la obra social. Nosotros ya devolvimos uno por ciento, y cuando termine la gestión devolveremos el 2”.

“Esto mejora la posición de la obra social, pero lo que es importante es que mejora la salud del trabajador entrerriano y su familia. Esto es lo central y medular del caso», remarcó.

El presidente, los gobernadores y el federalismo

Por otra parte, Bordet también se refirió a la relación con Alberto Fernández: «Apoyamos las políticas que lleva adelante el Presidente, que tienen un criterio federal muy importante. Cuando nos reunimos los gobernadores de todos los signos políticos esto es unánime”, expresó.

Brindó su apoyo a «la negociación que está llevando adelante el presidente Alberto Fernández con el Fondo Monetario Internacional” y sostuvo que “tiene que ser sobre la base del crecimiento, no sobre la base del ajuste fiscal como históricamente se hizo con ese organismo”.

Acá también hay una responsabilidad compartida con el FMI que dio de manera irresponsable un crédito a muy corto plazo al gobierno de Macri en 2018, 2019. Esto le generó a la Argentina un endeudamiento fenomenal de más de 45.000 millones de dólares, que nos toca resolverlo a nosotros, al Presidente y a los gobernadores. Esperamos que las negociaciones arriben a buen puerto porque nadie quiere que le país quede en default. Es lo peor que nos puede pasar”, remarcó.

“Pero también esto se tiene que hacer sobre la base de un compromiso que nos permita seguir creciendo”, aclaró Bordet y subrayó las inversiones que el gobierno nacional realiza actualmente en Entre Ríos.

En ese sentido, se refirió a la firma de «un crédito de 5.000 millones de pesos con fondos nacionales a tasa bajísima y con periodos de gracia que permitirá hacer dos obras productivas muy importantes. Una es el gasoducto entrerriano que unirá los dos gasoductos, el de la ruta 127 y de la ruta 14, que repotenciará el suministro de gas en el norte entrerriano. Esto permitirá radicación de empresas y que muchas pymes tengan un parque industrial, como es el caso de Chajarí que está gobernada por una fuerza de la oposición. Sin embargo nosotros jamás discriminamos”, advirtió.

La otra obra que podrá concretarse con la asistencia del gobierno nacional es «un camino de la producción que es la ruta 32, sobre la cual realizamos el llamando a licitación”. Respecto de este punto recordó que » decían que eran promesas de campaña. Nosotros no hacemos promesas. Lo que hacemos son anuncios que después lo concretamos y realizamos», diferenció.

Con todos

En otro orden de cosas, Bordet habló del “entendimiento pleno” cuando habla con los intendentes de la oposición, y sostuvo que se da “porque nos interesa la gestión”.

“Hay dirigentes que están pensando más en cuestiones políticas y dejan de lado lo que es importante, cómo gestionamos esta provincia. Pero a Entre Ríos se la gestiona con todos: con los intendentes justicialistas, de Cambiemos y los vecinalistas. Sin hacer ningún tipo de distinción», insistió.

En esa línea, contó que planea “un encuentro con todos los legisladores nacionales de Entre Ríos, tanto del oficialismo como la oposición”. El objetivo es “analizar los temas de la agenda legislativa que necesitamos para potenciar el desarrollo de la provincia”. “Las elecciones pasan, y después hay que solucionar los problemas que tenemos. Para eso tenemos que trabajar todos juntos, y hay que hacerlo sin egoísmo», recordó.

Imagen positiva y respeto

El gobernador de la provincia viene de obtener una nueva suba de su imagen positiva en las encuestas. Esto lo posiciona como uno de los mandatarios mejor conceptuados por la gente en sus provincias. Sin embargo Bordet pone el foco en “lo que siempre he percibido es en el mano a mano con cada entrerriano, con cada entrerriana, en los distintos lugares donde visito la provincia”. “Viajo mucho por la provincia, recorro”, recordó y dijo que en esos encuentros siempre sintió “una cuestión de respeto, de afecto, que es de ida y vuelta” con la gente.

Por último, le dedicó un tramo de su diálogo a la proximidad de las fiestas de fin de año. “Tenemos por delante una Navidad que, por suerte, vamos a poder disfrutarla con nuestra familia”.

“Fueron momentos muy difíciles”, dijo en referencia a la pandemia, y sostuvo que “la Navidad es una fiesta que nos llama a la reflexión, que tiene un profundo sentido no sólo religioso, sino también introspectivo, para con nuestras familias”.

“La pandemia nos ha desencontrado mucho, pero esta pospandemia nos tiene que volver a encontrar unidos, con esperanza, en paz y armonía en nuestras familias”, lanzó.

“Más allá de los deseos individuales, creo que tenemos que tener un deseo colectivo, como sociedad, como pueblo entrerriano. Cimentar los valores que nos lleven al crecimiento, a la generación de empleo, al desarrollo, a la innovación, a mirar al otro, con empatía. Esto es lo que deseo para todos y todas para el año que empieza”, concluyó. Fuente: ahora.com.ar